Escucha esta nota aquí

La controvertida norma de “protección” a bloqueadores que presentó el lunes la jefa de bancada del MAS en Diputados, Betty Yañíquez, no tiene consenso ni al interior de ese partido y es considerada como promotora de la “impunidad” por el Gobierno nacional.

El legislador Henry Cabrera afirmó que la norma fue entregada a título personal y lamentó que no existieran reuniones que permitan unificar criterios sobre el texto, que surge tras los bloqueos que costaron la vida de más de 40 personas por la falta de oxígeno.

“Nosotros somos respetuosos de la ley que está vigente en el país, es un proyecto de ley que fue presentado de forma individual por la jefa de bancada. No hemos tenido ninguna reunión para llegar a un consenso, algunos colegas indicaron sobre este proyecto, pero insisto que lo presentó a título personal”, dijo el asambleísta.

Ayer el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, rechazó la norma, afirmando que busca evitar que los promotores de los bloqueos de rutas sean sancionados, cuando deberían rendir cuentas por las movilizaciones que evitaron el paso de insumos médicos, alimentos y combustible.

El proyecto presentado por Yañíquez es una “ley extraordinaria para la protección y no criminalización de la protesta social de dirigentes sindicales, líderes sociales y cualquier persona movilizada en agosto en defensa de la vida, democracia y la educación”, bajo el argumento de garantizar ese derecho.

Existe un proceso penal contra el ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, el expresidente Evo Morales y los actuales candidatos del MAS, Luis Arce Catacora y David Choquehuanca, entre otros, por las protestas que se extendieron por 11 días y causaron severos perjuicios al país.