Escucha esta nota aquí

Por Désther Ágreda 

La marcha indígena que se dirige hacia Santa Cruz de la Sierra descansará este lunes en la comunidad San Pablito, distante a unos 12 kilómetros de Ascensión de Guarayos (ruta a Beni). Esta jornada de lunes los originarios cumplen 13 días en la carretera desde que partieron de la capital beniana el pasado 25 de agosto.

“Fueron siete horas, bien caminadas para aprovechar las horas menos calurosas. El asfalto se pone muy caliente y se ampollan los pies, por eso preferimos caminar de madrugada”, afirmó a EL DEBER, Abdón Justiniano Cujuy, uno de los dirigentes que camina con el grupo.

El martes partirán nuevamente a la 1:00 para llegar a descansar a Ascensión, donde pretenden también reabastecerse con algunas medicinas y alimentos para la olla común que realizan donde deciden hacer un alto en el camino.

Ayer los marchistas permanecieron en la comunidad Nirvana (a 55 kms. de Ascensión), donde fueron atendidos por una brigada médica de la Fundación Pablo Guaristy y Madre Leticia Palhuber. Fueron 20 personas que atendieron casos de deshidratación y a quienes estaban con ampollas en los pies.

Emisarios de la Fundación y personas particulares llegaron también con alimentos, agua, chinelas y productos higiénicos para ayudar a los originarios. Los indígenas de tierras bajas marchan como medida de protesta para exigir respeto a sus territorios, su cultura y en contra de los avasallamientos a sus comunidades.

El objetivo de la marcha es llegar a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, el 24 de septiembre, fecha de la efeméride departamental.

Comentarios