Escucha esta nota aquí

La Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, informó que, de acuerdo con un reporte que recibió hasta la tarde del sábado, la niña de 11 años que fue violada y embarazada por su abuelastro, se encontraba bien de salud, pero aún debe ser acompañada sicológicamente por la Defensoría de la Niñez y Adolescencia. 

La autoridad también recalcó que se ha tomado una medida de protección que ha sido solicitada por la misma menor de edad.

Explicó que el Tribunal de Garantías señaló que, en el marco de la confidencialidad, pidió que se pueda salvaguardar los derechos de la niña y determinó conformar un equipo integral y multidisciplinario que vele por la salud física y mental de la menor y que pueda generar una evaluación sin ningún tipo de injerencia.

“Este equipo se ha logrado conformar en la ciudad de Santa Cruz, entre el martes y miércoles, se habló con la madre y con la niña sobre los resultados, sobre el examen que había dado la junta médica, y en ese marco la madre y la menor acompañadas por sicólogos y profesionales de la Defensoría de la Niñez, tomaron una decisión”, recalcó.

Agregó que la decisión que tomaron no puede ser pública, porque afecta el futuro de la menor y todos los juzgamientos que pueden existir o han existido alrededor de la menor”, apuntó la defensora que dijo, que un equipo integral, multidisciplinario, técnico, científico, ha generado una salvaguarda o protección de la pequeña.

También señaló que dentro de la audiencia de amparo constitucional que presentó la Defensoría del Pueblo, se presentaron pruebas que señalan que después de haber iniciado el proceso de interrupción legal del embarazo en la Hospital de la Mujer Percy Boland, alrededor de las 00:43, se instaló una junta médica que tuvo la participación de médicos de ese hospital y de miembros de la Iglesia católica. 

En esta junta se habría definido, según Cruz, sin consultar con la madre ni con la menor, la suspensión de la interrupción del embarazo y que al día siguiente, a las 11:00, recién se logra una suspensión con la firma de la madre y de la niña.

Procesos penales

Todos esos elementos están en investigación, por lo que los procesos penales contra la Iglesia católica continúan en curso, porque el mismo Tribunal de Garantías ha pedido a la Fiscalía Departamental, a través de la Fiscalía General, que reporte sobre los avances de la investigación en cuanto a los ilícitos que hubiesen ocurrido desde la suspensión de la interrupción del embarazo.

Este caso de la niña embarazada cobró manifestaciones a favor y en contra de la interrupción del embarazo.


Comentarios