Escucha esta nota aquí

La oposición otra vez no logró cohesión para encarar el siguiente proceso electoral. En Santa Cruz, Comunidad Ciudadana (CC), Creemos y el Movimiento Demócrata Social (MDS) van por separado a la carrera electoral, mientras que en La Paz la agrupación de Luis Revilla, Soberanía y Libertad (Sol.bo), logró unirse con Unidad Nacional (UN), de Samuel Doria Medina. Carlos Mesa decidió no hacer pactos en la región paceña. En Cochabamba se vio el mismo panorama. Demócratas descartaron alianzas con Creemos y con CC.

Las agrupaciones políticas no escucharon el llamado del Comité Cívico pro Santa Cruz de unificar fuerzas para lograr un frente único. Las tres principales organizaciones decidieron correr por separado y presentar sus propios candidatos. Creemos apunta a Luis Fernando Camacho a la Gobernación, mientras que los Demócratas tienen a dos precandidatos: Vladimir Peña y Roly Aguilera. CC toma tiempo para elegir a sus postulantes.

"La unidad no significa que todos vamos en un solo frente, por eso es que no hay esa mesa de trabajo continua, sino que se vean los mejores candidatos que tengan más opciones y los demás puedan apoyar. Esa es la idea que hay en el Comité", afirmó a EL DEBER Radio Luis Fernando Camacho, líder de Creemos, respecto al fracaso de unir fuerzas opositoras en Santa Cruz.

Otra fuerza que va sin alianzas es SOL, que postulará al exdiputado Luis Felipe Dorado como candidato a la Gobernación. Esta agrupación anunció que participará en 30 de las 56 alcaldías cruceñas. También Unidad Cívica Solidaridad (UCS) reaparecerá de la mano de Jhonny Fernández. Se desconoce si este partido presentará candidato a gobernador.

En La Paz la situación es similar. Revilla intentó unir a la oposición en un solo bloque. No lo logró. Solo sumó a Doria Medina y al Movimiento Katarista Poder Comunal (MK-PC), una agrupación indígena. La alianza se llama Unidos por La Paz y postulará a la Alcaldía paceña a Waldo Albarracín, a la de El Alto a Soledad Chapetón y a la Gobernación esperar contar con Rafael Quispe.   

Ayer por la mañana, Comunidad Ciudadana (CC) era parte de las reuniones de esta alianza. Pasado el medio día, la agrupación de Carlos Mesa decidió no hacer alianzas en La Paz. Esa determinación surgió porque CC cree que puede tener mejor votación sola que en grupo. "Comunidad Ciudadana (CC) tiene alianzas con el FRI (Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) y Primero la Gente. En La Paz también pasa lo mismo", afirmó el diputado Carlos Alarcón (CC).

CC todavía trabaja en los nombres de candidatos a la Gobernación de La Paz y las alcaldías de La Paz y El Alto. Mientras, la agrupación de Rafael Quispe, Somos Pueblo, apoyará al exministro Iván Arias para postular a la comuna paceña. Quispe será candidato a gobernador. La parte de Demócratas de La Paz apoyará esta alianza.

Existen otros postulantes que se lanzaron a la carrera electoral como el exdiputado Amilcar Barral, quien irá con el Partido Acción Nacional Boliviano (Pan-Bol). También se proclamó al presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, quien irá con la alianza Libre 21 del expresidente Jorge Quiroga.

En Cochabamba no hubo intentos para unirse. Demócratas selló un pacto con la agrupación local Pueblo Unido que servirá para algunos municipios cochabambinos. La candidata a la Alcaldía de Cochabamba será la exdiputada Shirley Franco, mientras que todavía barajan nombres para la Gobernación. CC descartó sellar alianzas con los demócratas e intentó acercarse a Creemos.

En otras regiones sí hubo acuerdos. En Beni, CC y Creemos llegaron a pactos que incluyen a otras agrupaciones como Sol.bo, pero no incluyen a los demócratas y al Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), que presentarán sus propios postulantes.  En Tarija sucedió lo mismo y la oposición será representada por un bloque grande, pero del cual no es partícipe el MDS. En Oruro los demócratas firmaron con la agrupación Ayni.

El Movimiento Al Socialismo (MAS) no se preocupó por sellas alianzas. Evo Morales pidió cabeza fría a los sectores sociales para elegir a los candidatos y puso línea en algunas regiones, hasta lanzó ternas, pero en otras dejó en manos de las organizaciones la elección de postulantes que competirán en los comicios subnacionales. El MAS no hizo alianzas con ninguna agrupación, pero la fricción que se intenta calmar se debe a que hay disputas para elegir a los candidatos.


Comentarios