Escucha esta nota aquí

Durante el fin de semana, la Red 114 de la Alcaldía de La Paz registró más de 240 llamadas de emergencia por las lluvias recientes, que en algunos casos provocaron inundaciones y hundimientos de plataformas que generaron taponamiento de embovedados de ríos y mazamorras en superficie que afectaron algunas viviendas.

“Los casos más recurrentes son por humedecimiento de paredes, inundación de predios, en algunos casos hay hundimiento de plataforma de vía, esos son los casos que están teniendo mayor recurrencia”, informó este lunes a la Agencia Municipal de Noticias (AMUN) el secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos (SMGIR), Juan Pablo Palma.

De las más de 240 llamadas, 180 han sido solicitudes de atención de emergencias que en su mayoría han sido atendidas o evaluadas, ya sea por la subalcaldía correspondiente, por la SMGIR o la Secretaría Municipal de Infraestructura Pública (SMIP).

Palma explicó que la mayor preocupación causada por las lluvias se centra en las zonas de Pampahasi, Kupini y parte de Villa Salomé que colindan con el río Orkojahuira y que, por la edificación de viviendas muy cercanas al afluente, las ponen en peligro.

Dos de los eventos que mayor problema han generado en los últimos días son los que sucedieron en el río Tangani Chico, en Plan Autopista, y el río Taypichuro en la zona Rosasani, Periférica. En el primer caso, en dos oportunidades la lluvia colapsó el embovedado del río Tangani Chico debido a la gran cantidad de material de arrastre que el agua transportó y tapó el embovedado, hecho que provocó el daño de al menos tres viviendas.

En el caso del embovedado del río Taypichuro en la zona de Rosasani, la madrugada del sábado, personal municipal limpió la mazamorra que cayó por la lluvia y tapó un tramo corto del embovedado. El evento sucedió por tierra removida por presuntos loteadores en la cabecera de la cuenca y afectó a una vivienda y tres personas.

Palma aseguró que en las cabeceras de los ríos de Tangani Chico y Taypichuro hay movimientos de tierra sin autorización y corte de troncos, cuyos materiales son arrastrados a las cuencas que terminan tapando los embovedados y el desborde de mazamorra afecta a viviendas.

Comentarios