Escucha esta nota aquí

La población no le tiene temor a la transmisión del coronavirus. Es lo que se evidencia en diversos mercados de la ciudad. En solo una cuadra del centro de la Villa Primero de Mayo solo se observan cabezas. Nadie acata la recomendación de estar a más de un metro de distancia.  Son tantas las personas aglomeradas que no se distinguen una de otra. Muy pocas ocupan barbijo. 

En el mercado del Plan Tres Mil la situación se repite como si fuera una réplica del mismo lugar. Otra vez la población se aglomera en las calles. Los ambulantes han vuelto a tomar las aceras y ofertan sus productos, uno a menos de un metro de otro. Algunos optaron por movilizarse en bicicletas.

En el mercado Abasto y en Alto San Pedro, la población tampoco acata la recomendación de mantener un metro de distancia. 

Los controles que están a cargo de la Policía no abastecen. EL DEBER pudo  observar que, en estos mercados hasta cerca de las 11:00 había escasa presencia policial. 

Hoy, según Decreto Supremo, solo pueden circular las personas que tienen cédula de identidad con la numeración que termina en 9 o 0. Sin embargo, al existir poco control, la población salió masivamente, pues mañana y el domingo no habrá atención en los mercados. 


Carlos Méndez, secretario municipal de Seguridad Ciudadana, enfatizó que no es necesario que la población se aglomere, pues los mercados abrirán de lunes a viernes para garantizar el abastecimiento de alimentos. 

Además, desde la Alcaldía informaron de que hay 350 funcionarios por turno para apoyar en el control de las restricciones. Aunque en un solo mercado se supera ampliamente este número con  la cantidad de vecinos en las calles. 

"Mañana no habrá dónde comprar alimentos. Estamos aprovechando", reconoció una vecina en el Plan Tres Mil. 

Lejos de mercados, especialmente en rotondas del primer, segundo, tercer y cuarto anillo y Radial 12, algunos efectivos militares controlan que solo circulen las personas que tienen autorización. 

El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, insistió en que la mejor forma de prevenir contagios es evitar aglomeraciones y quedarse en casa. 

Por su parte, la presidenta del Concejo municipal, Angélica Sosa, pidió a la población no salir a diario a los mercados sino hacer una sola compra semanal para reducir el riesgo de contagio. 

Ayer, en el primer día de la Emergencia Sanitaria en el país se arrestó a 589 personas y se detuvo 120 motorizados.

Comentarios