Escucha esta nota aquí

Datos de la Policía de Argentina detallan que se impidió el paso de más de 1.300 bolivianos a Salta, durante los dos últimos meses, como parte de los operativos para evitar más contagios con Covid-19.

Las fronteras entre ambas naciones permanecen cerradas y se aplican controles para impedir la circulación de personas en las zonas fronterizas. Un último operativo impidió el ingreso de 150 compatriotas al vecino país.

Se coordina con uniformados bolivianos el retorno de los ciudadanos que intentan ingresar a territorio argentino. En las últimas horas se realizaron intervenciones en el sector de Aguas Blancas, donde grupos intentaban cruzar el río Bermejo.

Ante la presencia policial, los extranjeros ilegales retornaron a su territorio donde la Policía Naval boliviana aguardó la llegada. Muchos de los bolivianos buscan atención médica o cruzan para adquirir productos, sobre todo insumos médicos.