Escucha esta nota aquí

El comandante nacional de la Policía, Rodolfo Montero, después de haber vencido al Covid-19 volvió a sus labores y se encuentra en Santa Cruz. Llegó para coordinar y planificar las acciones con miras a las elecciones del 18 de octubre.

El comandante Montero informó que unos 22.000 efectivos policiales se movilizarán en todo el país para garantizar la seguridad en este proceso electoral.

Además, en el marco del convenio que la Policía firmó con el Órgano Electoral, se está poniendo énfasis en la dotación de todos los implementos necesarios para que la Policía cumpla con las medidas de bioseguridad.

“Es muy importante para nosotros demostrar, como siempre lo hemos hecho, con profesionalismo todas nuestras actividades”, dijo Montero.

El trabajo policial se desarrolla antes, durante y después de las elecciones con todo el servicio de seguridad y patrullaje. Estarán enfocados en  la custodia y el traslado de las ánforas electorales y también en la seguridad que se dará en los mismos recintos de votación. Todo se coordina con las Fuerzas Armadas para que no haya duplicidad de funciones.

El comandante Montero también viajará a Cochabamba y a otras regiones del país para preparar todo el esquema de seguridad con anterioridad.

Lucha contra el Covid-19

El jefe policial agradeció a la población boliviana porque cuando realizaron su trabajo en primera línea en la lucha contra el coronavirus la gente los asistió. “Cuando tuvimos sed, nos dieron de beber; cuando tuvimos hambre, nos dieron de comer”, remarcó.

Pero también observa la indisciplina de la gente que viola las normas de bioseguridad, situación que provoca que muchas personas enfermen y se registren decesos, entre ellos 154 policías en todo el país. 

“Son camaradas que han ofrendado su vida para el cumplimiento de su servicio en favor de todos los bolivianos”, indicó.

Pero la pandemia también dejó cosas buenas a la Policía y una de ellas ha sido el fortalecimiento y la unidad  en la institución del orden.  “Hemos logrado conformar el grupo Covid-19 a escala nacional, que se encarga exclusivamente de las personas contagiadas y de sus familiares. Estos grupos se encargan de dar seguridad más que todo a la familia, de preguntar en su domicilio qué necesita”, comentó.

Explicó que estos grupos se han formado con policías que han vencido al coronavirus y que ayudan a orientar a sus camaradas sobre este mal. Por ejemplo, de toda la guarnición de Santa Cruz se ha separado a unos 15 efectivos, entre coroneles, tenientes, capitanes, suboficiales, cabos y de otros rangos.

La máxima autoridad policial también verificó el equipamiento que utiliza la Policía en la lucha contra el Covid-19, por ejemplo en Santa Cruz se vio si la infraestructura estaba bien equipada. De la misma manera, dijo que en Cochabamba también tienen el hospital de segundo nivel de Vinto, totalmente equipado.