Escucha esta nota aquí

La presidenta del Estado, Jeanine Áñez, anunció la tarde de este sábado que no promulgará la ley que el Movimiento Al Socialismo (MAS) pretende aprobar en la Asamblea Legislativa y que tiene como objetivo proteger de procesos penales en la justicia ordinaria al expresidente Evo Morales, además de permitir la liberación de todos los presos implicados en hechos de violencia desde su renuncia, el pasado 10 de noviembre.

Áñez aseguró, en conferencia de prensa, que su Gobierno ha dado las garantías de que no se perseguirá políticamente a nadie, pero que también actuará en correspondencia aceptando las decisiones de la justicia de investigar y sancionar a responsables de delitos.

“Mi decisión es clara y firme, no voy a promulgar esa ley. No podemos otorgar protección a quienes han sometido, perseguido, engañado y burlado a los bolivianos”, aseguró Áñez.

La mandataria llamó a los bolivianos a “estar atentos” en lo que pueda suceder en las siguientes horas. “Esta ley de impunidad no debe ser aprobada”, añadió.

El proyecto de ‘Ley extraordinaria para reafirmar el ejercicio de los derechos y garantías del pueblo boliviano’ fue ingresado por la bancada del MAS luego de que se aprobó en el Senado la convocatoria a nuevas elecciones y de inmediato provocó el rechazo del oficialismo.