Escucha esta nota aquí

La salud de la presidenta del Estado, Jeanine Áñez, sigue estable. Así lo reporta un parte médico publicado por la presidencia, en el que se especifica que la mandataria presentó una inflamación laríngea por su "importante actividad laboral".  

De acuerdo a Andrei Miranda, el neumólogo que atiende a Áñez, la mandataria presentó una tos ocasional y una inflamación laríngea, atribuidas a una "importante actividad laboral". Además, el informe menciona que en el examen físico pulmonar no se evidencia alteraciones ni complicaciones en relación a días anteriores. 

Los signos vitales de la presidenta están dentro de los parámetros normales. El parte agrega que ella realizó ejercicios físicos y respiratorios recomendados y que su organismo mostró buena tolerancia.

La Jefa de Estado se sometió a un examen de Covid-19 que dio resultado positivo el pasado 9 de julio. "Al momento se encuentra con muy buen estado anímico y buena respuesta a la medicación administrada, mientras se mantiene su aislamiento domiciliario", informó Miranda.

Desde que recibió el resultado de sus exámenes, la presidenta Áñez se encuentra aislada en la residencia de San Jorge, ubicada a 6 kilómetros del centro histórico de La Paz. Desde allí dirigió, este miércoles, la reunión de gabinete y firmó varios decretos supremos.