Escucha esta nota aquí

El Estado boliviano pagó por 100 mil vacunas Sinopharm y el gobierno chino entregó otras 100 mil dosis en calidad de donación, haciendo un total de 200 mil, informó el Canciller del Estado, Rogelio Mayta. Su homólogo de Salud, Jeyson Auza Pinto, explicó que las zonas fronterizas serán la prioridad para la distribución por el número de casos que existe. Las autoridades no mencionaron el monto que significó la adquisición de estas vacunas


“100 mil vacunas las ha adquirido el Gobierno boliviano a un costo preferencial y otras 100 mil han sido donadas por la República Popular de China, esas vacunas como lo hemos dicho en otras oportunidades, significan vida”, dijo en su discurso el jefe de la diplomacia boliviana.


La aeronave de la estatal de BoA llegó al Aeropuerto Internacional de Cochabamba, procedente de China. Arribó cerca de las 15:45 con las 200.000 vacunas Sinopharm e insumos médicos para luchar contra el Covid-19.

El ministro de Salud dijo que las zonas fronterizas será la prioridad en base a dos criterios, poblacional y epidemiológico, principalmente con Brasil que puso en jaque a las autoridades de salud con la aparición de la denominada cepa P-1.

“Es por eso que hemos desplegado los planes integrales de contingencia en la provincia Vaca Díez y los municipios de Riberalta y Guayaramerín 12 días atrás. Venimos desde Cobija donde hemos entregado 18 toneladas de medicamentos”, graficó la autoridad de Salud.


Respecto de la variante P-1 el ministro dijo que como Estado ya enviaron las muestras que solicitaron desde los laboratorios especializados, pero que no pueden esperar a conocer esos resultados para empezar a tomar medidas y por eso desplegaron equipos, personal y medicamentos a esas regiones.


En su criterio, no puede plantearse un cierre de fronteras como ocurrió en el pasado y que el Gobierno está observando fórmulas para que los ciudadanos no tengan problemas a la hora de desarrollar sus actividades.  


El 24 de febrero llegó a Bolivia el primer lote de vacunas Sinopharm que fue de medio millón de dosis con las que se pretendía inmunizar a todo el personal de salud, pero las autoridades de Gobierno dijeron que muchos médicos y enfermeras decidieron no vacunarse, al menos no por el momento.


Los actuales inmunizadores llegaron al aeropuerto de Cochabamba donde dejarán una parte del medicamento y luego llevarán el resto a La Paz donde se prevé que arriben después de las 18:00.






Comentarios