Escucha esta nota aquí

Iván Paredes Tamayo / ivan.paredes@grupoeldeber.com

El control del voto será ejecutado desde el uso de aplicaciones hasta la vigilancia personal. Existen plataformas y organizaciones políticas que crearon al menos seis herramientas digitales para custodiar el sufragio. Pero también la forma tradicional se aplicará esta jornada electoral. Habrá ciudadanos que observarán el conteo de votos y, también, los delegados de mesa serán parte crucial para supervisar la votación. Todos estos sistemas se dan debido a la falta de credibilidad del Tribunal Supremo Electoral (TSE), entidad que -a su vez- garantizó transparencia en el proceso comicial.

En el ámbito digital se crearon al menos siete aplicaciones para controlar el sufragio. Tres de ellas son de uso exclusivo para la organización política que la creó. En este caso Comunidad Ciudadana (CC), Bolivia Dice No (BDN) y el Movimiento Al Socialismo (MAS) tienen su propio método de vigilancia. Las alianzas opositoras crearon “cuarteles digitales” para recibir información y al menos 30.000 personas, por organización, trabajarán en la vigilancia del sufragio el día de hoy.

El jefe de campaña de CC, Ricardo Paz, explicó que la alianza que postula a Carlos Mesa planeó un “sistema piramidal” para el control del sufragio. Este método consiste en designar un delegado en la mesa de votación, quien reportará las observaciones en la jornada. Esta persona, al final del conteo de votos, enviará una fotografía del acta de votación al cuartel digital y luego se contrastará con la información oficial que publique el Órgano Electoral.

“Aplicamos un sistema muy simple. Cada delegado de mesa tendrá un teléfono inteligente con el cual tomará una fotografía al acta de escrutinio. Una vez que se cumpla el escrutinio de la mesa, la enviará mediante una aplicación, los datos irán directamente a la central”, remarcó Paz. El estratega acotó que los servidores con los que trabajarán están fuera del país, esto para evitar perjuicios en la conexión a internet.

Por su parte, BDN instalará recintos de control en las nueve capitales del país, más la ciudad de El Alto. El método es similar al de CC. Cada delegado de mesa cargará, a través de un teléfono celular inteligente, una foto del acto de escrutinio a una aplicación y, posteriormente, será enviada a cada cuartel. Luego, cada jefe departamental mandará la información al cuartel general, que será instalado en Santa Cruz.

“Movilizaremos más de 50.000 personas dentro y fuera del país para el control electoral. Como segunda forma de control del voto tendremos nuestra propia aplicación diseñada para este proceso eleccionario y contratamos a Microsoft para que nos dé todos los servicios, por un tema de seguridad decidimos arrojar toda la información fuera del país”, explicó Vladimir Peña, vocero de BDN.

Mientras, el MAS también tendrá su propio sistema de control. Los delegados también utilizarán una aplicación digital para cargar las fotografías de las actas y enviarlas a un centro de cómputo. La tarea más importante del delegado oficialista en la mesa de sufragio será evitar que se anulen votos por pedidos de la oposición. “Fundamentalmente es la transmisión directa. Vamos a tener una base de datos para que se haga el cómputo respectivo, solo usarán los delegados de mesa”, destacó el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

Apps de plataformas

Además de las herramientas de los partidos, al menos cuatro plataformas crearon sus sistemas de vigilancia del sufragio a través de aplicaciones. Estas apps están abiertas al público y tienen, incluso, botones de alerta para denunciar anomalías en la jornada electoral. Manda Tu Acta es una aplicación creada por los activistas Blanka Monasterio, Mario Pereyra, Sammy Schwartz y Edmundo Garrón. A diferencia de las otras apps, esta herramienta es abierta al público y funciona con acceso o no a internet.

El voluntario debe tomar una fotografía del acta electoral y luego ingresar los datos a la aplicación del recinto que eligió controlar. Luego deberá introducir los códigos de los recintos y elegir la opción “ver recinto” e inmediatamente podrá verificar si los datos de las mesas ya fueron relevados al sistema de cómputo. “Cuando se concluya de relevar las cantidades, de forma automática el mecanismo calcula el total de los resultados. Se tendrá la certeza de que los montos de los votos de cada uno de los candidatos están registrados correctamente. En otra imagen aparecerán los nombres de los candidatos y el porcentaje de votación en un determinado recinto electoral”, explicó Schwartz.

El activista acotó que una vez ingresado los datos de los recintos aparecerá la opción “relevar” o “denunciar”. En caso de que no se haya registrado ninguna irregularidad en el sitio elegido se enviará la información.

“Si se presentó alguna anomalía se escogerá la opción denunciar, estas pueden ser de todo tipo de discrepancias e irregularidades que el voluntario detecte en una mesa específica. Esto ayudará al centro de control a tomar medidas preventivas e inmediatas para remediar cualquier conflicto”, argumentó Schwartz.

Otra opción es Electoral Guardian, una aplicación móvil que se la puede descargar en tiendas virtuales Play Store o Apple Store de manera gratuita. Esta iniciativa fue diseñada por un grupo de informáticos en La Paz y sirve para controlar el voto y denunciar anomalías en el día de la votación.

“Esta aplicación fue diseñada para proteger el voto de la población. El día de las elecciones los usuarios podrán reportar cualquier tipo de irregularidad usando fotos, videos y ubicación GPS. Al mismo tiempo, los usuarios podrán postear los resultados de los recintos, los cuales estarán disponibles para cualquier persona”, dice la propaganda de la app.

El Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) creó otra app. A diferencia de las diseñadas por otros partidos políticos, esta herramienta es de acceso al público. La aplicación se llama No Al Fraude BO 2019 y también se la puede descargar de las tiendas virtuales. El candidato a la Presidencia de esta organización, Virginio Lema, explicó que la plataforma “es muy sencilla de manejar”, ya que aparecen todos los recintos electorales del país y destacó que lo único que debe hacer el ciudadano es identificarse con el nombre, número de cédula de identidad y contar con un teléfono celular para que se pueda cargar la fotografía de la mesa en la que haya sufragado.

El Órgano Electoral habilitó 12.163 mesas de votación para la elección de hoy. En este proceso serán elegidos presidente, vicepresidente, senadores y diputados uninominales, plurinominales, supraestatales y de representación indígena.

La plataforma La Ruta de la Democracia creó la aplicación Yo Reporto Bolivia. Esta app es de acceso libre y sirve para que un ciudadano informe sobre el resultado de la votación de su mesa, enviar la foto del acta de sufragio, compartir su experiencia y denunciar hechos irregulares.

El secretario técnico de La Ruta de la Democracia, José María Paz, explicó que la aplicación Yo reporto Bolivia es de acceso al público y tiene un manejo sencillo. La idea es -dijo- reportar inconvenientes que sucedan el día del sufragio. “Cualquier ciudadano podrá enviar una fotografía del acta de votación. Nosotros tendremos ciudadanos en mesas importantes, que tengan buen caudal de votos, pero la idea es que Yo reporto Bolivia sea utilizada por toda la población”, dijo.

Control en el exterior

En el exterior se creó la aplicación Blud Control Electoral en el Exterior. Esta app (no fue habilitada hasta el jueves pasado) funcionará en 20 de los 33 países donde los migrantes bolivianos podrán emitir su voto. La plataforma recibirá denuncias y, al concluir la votación, se hará seguimiento del escrutinio, explicó Nadya Vargas, activista boliviana que reside en la República de Brasil.

El vicepresidente del TSE, Antonio Costas, remarcó que el ente electoral no tiene ningún problema en que activistas y organizaciones políticas activen mecanismos para el control del voto. “Es parte del control del voto y no existe ningún tipo de prohibición. No tenemos ningún problema en que se organicen para aplicar ese trabajo”, señaló la autoridad.

Otra forma de control del sufragio es la participación física del ciudadano en el conteo de sufragios en recintos. El Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) anunció que desplazará equipos de vigilancia en diferentes puntos de votación, principalmente en La Paz.

“Nosotros haremos un control personal el día de la votación. Veremos si hay inconvenientes en mesas de sufragio o algunas alteraciones. Es un control ciudadano que luego será denunciado ante los veedores electorales que llegaron al país”, informó el rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín.

Los ciudadanos, de acuerdo a la Ley del Régimen Electoral, pueden actuar como delegados y pueden estar presentes en el cierre de las mesas de votación.