Escucha esta nota aquí

Jeanine Áñez, expresidenta de Bolivia, fue aprehendida en la madrugada en Trinidad (Beni) y después trasladada a una terminal aérea de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) de El Alto, para luego pasar a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz.

Tras permanecer en oficinas de la Fuerza Anticrimen, la exmandataria pudo emitir algunos criterios a medios de comunicación. A continuación, las tres frases que dijo tras su detención por el caso que el Gobierno llama “golpe de Estado”:

  • “Esto es una aprehensión tremendamente irregular porque nunca fui citada”.
  • “Como exmandataria tengo una situación particular, pero así es el abuso, así es el atropello”.
  • “Acá estoy, esta es una aprehensión abusiva, abusiva”.
  • “Es un atropello absoluto, nos están acusando de ser cómplices de un supuesto golpe, algo que no tiene ni pies ni cabeza, y que simplemente es un amedrentamiento absolutamente político”.

La exmandataria, sus exministros y exjefes militares y policiales son procesados por la supuesta comisión de los delitos de sedición, conspiración y otros, mientras continúan los operativos para dar con otras exautoridades del Gobierno de transición.

Comentarios