Escucha esta nota aquí

Voraz. Así es el incendio en Copaibo. Ya son casi nueve días de 'infierno' y, al parecer, nada detendrá el avance de las llamas. Esta es la zona más afectada de todo el departamento cruceño, pero hay otras siete más. La última se reportó hoy, a las 15:00, en San Ignacio de Velasco, donde el fuego se expande rápidamente.

En el reporte del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif) de la Gobernación cruceña se informa sobre ocho incendios. Cuatro de ellos están en los alrededores de San Ignacio de la provincia Velasco y están próximos a las comunidades Roquila (casi frontera con Beni), Santa Fe y San Roque, Carmen de Ruiz y San Francisco, este fue el último en registrarse este martes. El municipio ignaciano y las brigadas de Santa Cruz ya actúan en cada uno de estos puntos, según Jorge Adriázola.

Adriázola es el coordinador de control de incendios. Cuenta que en la Reserva Municipal Copaibo el incendio es moderado, sin embargo, las cifras son alarmantes. El suceso lleva casi nueve días y se han consumido 7.000 hectáreas de un total de 347.000. Una ley de 2015 abraza el área, pero poco o nada se hace para conservarla. El fuego ha ido destruyendo los árboles de copaibo del que se extrae un aceite medicinal rico en sus componentes y urge salvarlo, porque representa uno de los ingresos directos de los comunitarios. Se necesitan maquinarias para ingresar profundamente a la zona, como orugas y tractores skidder.

Si bien la zona norte del incendio en Copaibo ya fue controlada, todavía en el sur la situación es crítica. Las brigadas recién pudieron ingresar hoy al lugar y tienen que lidiar con el fuego para evitar que se siga propagando; hay boscosidad y el viento tampoco colabora. Se está usando una cisterna de 15.000 litros de agua, pero se necesita otra más pequeña.  

Los otros tres incendios están en los alrededores de San Matías. Cubre la estancia Santa Rita y Rancho Tres Fronteras, comunidad Oriente y Cruz Chica.

Más fuego

El reciente reporte de Satif informa también sobre 16 nuevos focos de calor y 4 con focos persistentes distribuidos en San Ignacio, La Guardia y Charagua. Se trata de tierras de uso agropecuario extensivo, restringido e intensivo. El total de focos es de 159 y en lo que va de septiembre van 175. En agosto se registraron casi 4.500 y esta cifra se acercó a la media de los últimos diez años, que llegó a 4.600 (2019). A su vez, en septiembre del año pasado, se superaron los 11.884 focos de quema.