Escucha esta nota aquí

Las Plataformas Ciudadanas del 21F del país, que se reunieron en su VI Congreso Nacional, en La Paz, determinaron sumarse a la XI Marcha indígena desde este lunes, rechazaron la ley de legitimación de ganancias ilícitas, planifican reactivar las movilizaciones en contra del Gobierno, y la lucha para que los presos políticos sean liberados y para que el expresidente Evo Morales sea juzgado al menos por cuatro motivos.

“Nosotros reiteremos que no se puede matar la verdad, la justicia, ni aquello por lo que luchó nuestro pueblo. Como defensores de la CPE, de la Libertad, de la Democracia, de los Derechos Humanos y del Estado de Derecho, nos hemos visto obligados a reorganizarnos ante la violenta represión política del gobierno de Luis Arce Catacora, que ha debilitado seriamente el sistema democrático y avanza hacia la instauración de un terrorismo de Estado", dice el comunicado.

El documento denuncia que existe un sistema judicial corrupto cooptado por el gobierno, utilizando a jueces y fiscales como los principales instrumentos de la injusticia y a grupos paramilitares para agredir y amedrentar a la ciudadanía democrática, especialmente a activistas de las plataformas ciudadanas del 21F, que salieron a las calles pacíficamente.

Entre las resoluciones, expresaron su apoyo y solidaridad con los presos políticos. “Nuestra lucha continuará hasta lograr su liberación”, manifestaron. 

Rechazaron la destrucción de los bosques, “a través de los incendios provocados, del avasallamiento de tierras, especialmente del territorio de los pueblos indígenas de tierras bajas y el biocidio. "Esta destrucción del medioambiente la denunciaremos ante instancias internacionales”, agrega.

Determinaron apoyar moral y material a la XI Marcha Indígena y “como muestra de ello nos incorporaremos a partir del día lunes 20 a esa genuina movilización de los indígenas de tierras bajas”.

Organizarán una movilización pacífica el 10 de octubre de 2021, recordando un aniversario más de la recuperación de la democracia en 1982 y otra el 10 de noviembre, “celebrando la cobarde huida de Juan Evo Morales y Álvaro García Linera ante la impronta democrática y pacífica de las plataformas ciudadanas del 21F. Esta movilización deberá incluir actividades culturales, con concursos de artes relacionados con la defensa de la democracia y la naturaleza”.

Además, acordaron iniciar una campaña para que se procese, se sancione y se lleve a la cárcel a Juan Evo Morales "por violación a la CPE, daño económico al Estado, la pérdida del acceso libre y soberano al mar y presuntos casos de pedofilia".

También, rechazaron el conjunto de leyes y proyecto de leyes como la de legitimación de ganancias ilícitas, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas y lucharemos en las calles hasta su abrogación. 

De aprobarse estas leyes el gobierno habrá terminado de instaurar el terrorismo de Estado. Así, la Policía Nacional, Fundempresa, Derechos Reales, la Unidad de Investigaciones Financieras y al Ministerio Público se convierten en instituciones fuera de la ley, lo que permitirá allanamientos, incautación de bienes, congelamiento de cuentas, así como intercepción de llamadas telefónicas.


Comentarios