Escucha esta nota aquí

Sucedió al caer la tarde de este martes. Ahí, en El Cristo, al menos 5.000 personas autoconvocadas por WhatsApp, Facebook y otras redes sociales, se aglutinaron para manifestar su rechazo en contra del rol del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y de los resultados parciales de las elecciones presidenciales del domingo, que lanzaron dos firmas privadas. Muchos se subieron hasta el altar donde el papa Francisco habló en 2015 y desde ese lugar se llamó a un paro cívico indefinido departamental si es que no fueran escuchados por las autoridades.

No se vio a ningún representante de la agrupación Creemos, de Luis Fernando Camacho, ni a ningún integrante del Comité Pro Santa Cruz o de la Unión Juvenil Cruceñista. Tampoco estuvo ninguna figura pública nacional o regional. Pero, hubo muchos jóvenes con banderas de Santa Cruz y de Bolivia en sus espaldas. Entonaron estribillos en contra del Movimiento al Socialismo y condenaron el trabajo de algunos medios de comunicación el día después del domingo 18.

Pasadas las 19:00, la gente continuaba en El Cristo, pero ya no se registró ningún discurso. No se dio la fecha del posible paro cívico autoconvocado. En ese icónico lugar, Luis Fernando Camacho concentraba a miles de ciudadanos durante los 21 días de la llamada Revolución de las Pititas y en otros tiempos el gobernador Rubén Costas también gritó por autonomía departamental; además, se llegó a pedir independencia y federalismo para la región oriental. 

En el centro de cómputo del TED cruceño, ubicado en la Feria Exposición, también hay un grupo de ciudadanos molestos por los resultados. Desde ese punto de la ciudad, el presidente del Tribunal Electoral Departamental, Saúl Paniagua, informó que en tres horas el cómputo electoral llegará al 95%. Llamó a la calma y prometió transparencia en el recuento de los votos. 

Hasta las 21:00, la protesta continuaba en las puertas de la Fexpo. Se volvieron a oír aquellos estribillos que reinaron en 2019 cuando Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia. Hubo petardos y momentos de tensión. La Policía ha instalado un fuerte resguardo en los alrededores del recinto ferial. 

En tanto, en sus redes sociales, Luis Fernando Camacho escribió: Estamos viviendo momentos de incertidumbre generados por una muy mala administración del proceso electoral por parte del TSE. Advertimos que quitar el conteo rápido de votos era un error. Esa fue nuestra principal arma para detectar el fraude del 2019 y ahora no la tenemos”.

Continuó: Pese a ello, en Creemos estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo en el control electoral para cuidar el voto de los bolivianos que confiaron en nosotros. Por último, quiero decirles que tienen mi palabra; no me iré a ningún lado, no dejaré a mi pueblo, a mi gente. Estaré siempre firme, defendiendo la agenda de los cabildos y a todos los que lucharon en los 21 días”.

En la capital

Los resultados electorales en Chuquisaca son cuestionados por las plataformas ciudadanas que se concentraron este martes en las puertas del Tribunal Electoral Departamental (TED) para protestar y exigir la intervención de una comisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE). El objetivo es revisar el conteo, porque de manera sorpresiva, los resultados favorecen al MAS cuando las empresas encuestadoras le dieron la victoria a Comunidad Ciudadana.

Decenas de ciudadanos llevaron en sus manos la tricolor boliviana y la bandera departamental, entonaron cánticos en contra del MAS y del TSE, y quemaron neumáticos. Anunciaron que se quedarán en vigilia hasta que se proceda a una revisión del conteo de votos y alegaron un presunto "megafraude" en esta región. “Querido pueblo boliviano están cometiendo un fraude, lo han perfeccionado el anterior fraude de 2019, no es posible que nos quedemos sin hacer nada, no es posible que tiremos por la borda tantos días de lucha”, señaló una de las manifestantes

La mujer, que no quiso identificarse por temor a represalias, dijo que, según las encuestas, en Chuquisaca daban como ganador a Comunidad Ciudadana de Carlos Mesa, sin embargo, el conteo oficial de los votos revirtió estos resultados con un amplio porcentaje que generó susceptibilidad.

En la Llajta

A las cinco de la tarde, un grupo de jóvenes -también autoconvocados mediante estados de WhatsApp-se reunió en la Plaza de las Banderas sobre El Prado de la capital cochabambina. Con las banderas de Bolivia y de su región se dirigieron hasta el salón de eventos El Portal en la zona norte. Y ahí, hasta pasadas las 20:00, continuaban apostados protestando en contra de los resultados de los comicios. Muchos de ellos manifestaron que el MAS no ganó en la Llajta.

Algunos de los marchistas forman parte de la Resistencia Cochala. Otros son rostros nuevos. Se vistieron con poleras de Bolivia Dijo No y otros llevaron banderines del 21F. Hay resguardo policial en la zona.