Escucha esta nota aquí

“Si me eligen jurado electoral demandaré penalmente al TSE por atentar contra mi vida y la de mi familia en plena pandemia”, es lo que advierte un post en las redes sociales, 15 horas después de la promulgación de la Ley de convocatoria a Elecciones. “Transitoria lo hiciste mal”, reza otra; así siguen las publicaciones de activistas y ciudadanos sobre la promulgación de la norma.


El domingo, después de la reunión entre la presidenta del Estado, Jeanine Áñez y la máxima autoridad del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, la primera mandataria emitió un mensaje en el que anuncia la convocatoria a elecciones y en el que responsabiliza a sus adversarios políticos por las consecuencias de salubridad que provocará este proceso.


El expresidente Evo Morales fue el primero en reaccionar y casi de inmediato al mensaje presidencial, se pronunció por pedir “a los órganos del Estado garantizar elecciones limpias y transparentes, preservando la salud y el derecho a una participación sin persecuciones políticas. Que sea el pueblo el que defina democráticamente el destino de nuestra querida #Bolivia”.


Los internautas se apresuraron en fustigar esta publicación y tildaron de “irresponsable” el llamado que hizo porque obliga a exponerse a los ciudadanos durante el proceso electoral que debe realizarse el primer domingo de septiembre. Además, cuestionaron el concepto de “transparente” y le recordaron las elecciones del 20 de octubre del pasado año.


Otra parte de los ciudadanos saludan la definición porque permitirá visibilizar un gobierno legítimo que arrojará las urnas, muchos afines al MAS ya hablan de una victoria de su candidato.