Escucha esta nota aquí

El presidente Alberto Fernández, de Argentina, incurrió en intromisión política, al hablar ayer del supuesto golpe de Estado en Bolivia en la cumbre virtual por la Democracia organizada por su par de Estados Unidos, Joseph Biden, coincidieron dos legisladores y un analista.

"Fernández no solo cometió intromisión al verter comentarios sobre un inexistente golpe de Estado, sino demuestra una vez más, al igual que en 2019, cuando dio asilo al expresidente Evo Morales, que es parte del grupo de gobernantes que avalan el modelo dictatorial para gobernar", dijo el diputado de CC, Adrián Vega.

A su criterio, el presidente argentino intenta lavar la imagen de Morales que huyó del país después del fraude electoral que fue corroborado por la OEA.

El diputado argentino por Propuesta Republicana (PRO), Francisco Sánchez, criticó a Fernández por inmiscuirse en un tema que no es importante ni urgente, cuando debería preocuparse por la realidad social y económica que se vive en Argentina.

Sánchez dejó en claro que cualquier acción que haga el mandatario argentino forma parte del discurso progresista y socialista del Grupo de Puebla.

El vicepresidente del Parlasur y diputado por la coalición Frente de Todos, Óscar Alberto Laborde, minimizó los cuestionamientos hacia el presidente Alberto Fernández, al decir que fue valiente y valioso dar el apoyo a Bolivia, ya que con esto se perfila el agrupamiento de los gobiernos populares.

"Valió la pena porque ha sido increíble que se haya dado un golpe de Estado en plena democracia amparados por la OEA que no pidió disculpas y por el contrario se lo castigue", expresó.

El analista y sociólogo, Hugo Carvajal, calificó al discurso de Alberto Fernández como una descarada intervención en los asuntos internos de la política boliviana y por apoyar las acciones desestabilizadoras del expresidente Evo Morales.

Agregó que el mandatario argentino actúa siguiendo los lineamientos ideológicos y actos de intromisión por parte del Grupo de Puebla.

En su intervención en el encuentro virtual, el presidente Alberto Fernández, criticó el aval que la Organización de los Estados Americanos (OEA) le dio al golpe de Estado en Bolivia.

"Democracia supone no intervención. La democracia es el mejor garante de la paz, la democracia no se impone ni con sanciones ni se impone por la fuerza. La democracia es como la paz", expresó Fernández que estuvo acompañado por el canciller Santiago Andrés Cafiero.

Comentarios