Escucha esta nota aquí

El ministro de Justicia, Iván Lima, cuestionó que Édgar Pozo Goitia, hijo del ministro de Salud, Édgar Pozo, renunciara a la Caja Nacional de Salud (CNS) y después fuera contratado casi de inmediato en la Gestora Pública, pese a que en ambas instancias es motivo de investigación.

Pozo Goitia es observado por ser director jurídico de la CNS cuando se encaró la compra de ambulancias sin licitación por 50 millones de bolivianos y terrenos en Santa Cruz por 10 millones de bolivianos, sin que observara ambos procedimientos.

Ahora se critica que él volviera a trabajar a la Gestora, donde hay dos procesos de investigación por contratos firmados con empresas de Panamá y Colombia, sin que hubiera aclarado las otras presuntas irregularidades.

“Él ha sido abogado de la gestora y el que sea reincorporado ha debido ser evaluado detenidamente por el director de la Gestora. Es preocupante que antes de aclarar la situación él ya esté trabajando en la Gestora donde recibió estos cuestionamientos”, afirmó Lima en el programa ‘Noches Sin Tregua’ de Cadena A.

Ayer Lima solicitó explicaciones a su par de Salud, porque su hijo recibió su memorándum de designación el 5 de noviembre y después de seis días recién presentó su declaración jurada, aspecto que consideró irregular, así como la adquisición de ambulancias de forma directa.

“La CNS tuvo un nivel de ineficiencia muy grande, los últimos tres años no pudo terminar los procesos de contratación para la compra de ambulancias y ahora va a una contratación directa, sin explicación, sin licitación pública y el proceso involucró al hijo del ministro de Salud”, reprochó el ministro.

Desde la Caja se aclaró que la dirección jurídica no participa en ningún proceso de contratación, en estricto cumplimiento a las normas establecidas, descartando además tráfico de influencias o nepotismo.

Comentarios