Escucha esta nota aquí

Cinco reformas a las leyes y cinco pilares es lo que contiene el proyecto reformista de la justicia que retomó el ministro de Justicia Iván Lima, sin embargo, la propuesta no contempla los plazos en los que deben implementarse estos cambios.


Balanceo del conflicto, sistema de acceso a la justicia, independencia judicial, soluciones TIC y desarrollo normativo, son los cinco pilares que figuran en el portal internet de ese despacho en su cuenta institucional. Mientras que en la propuesta de modificaciones a las leyes figuran: cambios al Código Niño Niña Adolescente, modificación colectiva de la Ley 348 Para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, Ley de Creación del Servicio Plurinacional de Derechos Reales, Ley de Interoperabilidad, y Ley de Fortalecimiento Para la Lucha Contra la Corrupción.


“El plan estratégico de reforma judicial se cumple con importantes avances, ahora vamos a pisar el acelerador para cumplir con las recomendaciones del GIEI”, declaró el ministro Lima a través de la nota de prensa.


Las propuestas se dan luego que el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), censurara críticamente al sistema judicial boliviano y la excesiva injerencia del poder político que llevó a exigir una institucionalización del Órgano Judicial.


Según la iniciativa del ministro, el primer pilar de balanceo del conflicto consiste en la distribución uniforme y estratégica de jueces en el país, de acuerdo a la cantidad de población y materia judicial; en cuanto al sistema de acceso a la justicia, se plantea en igualdad de condiciones, con eficiencia en la administración de justicia y aplicación de normas.


El tercer pilar, la independencia de la justicia, plantea “procesos meritocráticos, transparentes, descolonizadores, despatriarcalizadores y plurales para la designación, capacitación permanente, evaluación de desempeño y aplicación del régimen disciplinario para autoridades del Órgano Judicial y Ministerio Público”.


En el cuarto pilar contempla la transformación digital del modelo de gestión judicial a través del uso intensivo de plataformas informáticas interoperables mientras que en el quinto pilar se plantea la implementación de políticas públicas y normativa para la reforma del sistema de justicia.


Con estas propuestas, Lima afirmó que se desarrollarán las recomendaciones de los expertos del GIEI respecto del estado de la justicia en Bolivia. 



Comentarios