Escucha esta nota aquí

Las precipitaciones caídas desde el martes en algunos municipios de Tarija provocaron el rebalse de algunas quebradas, y estas a su vez ocasionaron el cierre de los tramos Campo Pajoso-Caraparí y Caraparí- Palos Blancos.

Hasta las primeras horas de este miércoles continuaba cerrada la ruta. Maquinaria de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) se encuentra en ambos tramos, trabajando en la habilitación de la ruta.

La decisión de cerrar la ruta se tomó a partir de las ocho de la noche de este martes, 1 de octubre, debido a que los desbordes de las quebradas afectaron la plataforma de la carretera. La quebrada que tuvo mayor rebalse fue la de Choere.

El cierre al tráfico vehicular es hasta nuevo aviso, según el mismo comunicado de la ABC. Hasta la mañana de este miércoles la situación continuaba sin novedades. /Franco Centellas