Escucha esta nota aquí

La Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas publicó este lunes un informe en el que se detallan las graves 'violaciones de los derechos humanos' entre el 20 de octubre y el 25 de noviembre, en medio de una importante crisis política tras las elecciones de octubre de 2019.

El informe de la Oficina sobre los eventos de 2019 está basado "en más de 150 entrevistas con víctimas, testigos, representantes de la sociedad civil y autoridades".

"Entre las violaciones de los derechos humanos documentadas se incluyen asesinatos, torturas, malos tratos y detenciones arbitrarias" precisa el comunicado.

El documento detalla que entre los incidentes más graves se encuentran el asesinato de nueve personas durante las manifestaciones en Sacaba (Cochabamba) y de 10 manifestantes en Senkata (El Alto-La Paz).

“Me preocupa profundamente que, nueve meses después, aún no ha habido rendición de cuentas por las muertes en Sacaba y Senkata, ni para la mayoría de las muertes ocurridas en el período cubierto por nuestro informe", afirma Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en el comunicado.

Así también la oficina expresó que le preocupa la forma en la que funcionarios o personas vinculadas con el Movimiento Al Socialismo (MAS) fueron objeto de una supuesta persecución judicial

Lo que no dice el informe de la Oficina de Derechos Humanos 

Sin embargo, el informe de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre la crisis política desatada el año pasado en Bolivia no hace mención a las muertes registradas en el municipio de Montero, donde dos cívicos perdieron la vida durante un enfrentamiento con simpatizantes del MAS.

Por los hechos violentos registrados entre el 29 y el 30 de octubre en Montero, la Policía detuvo a la concejala masista, Deisy Choque y a otras dos personas (Alberto Fuentes y Emanuel Castedo), quienes declararon que Choque llevó a cabo una reunión en el barrio Cofadena (Montero), donde se registraron los enfrentamientos para el desbloqueo del puente de la Amistad y donde perdieron la vida con disparos de armas de fuego los dos cívicos, quedando heridas más de 60 personas. 

Asimismo, la Fiscalía y la Policía presentaron pruebas que demostraron que Deisy Choque alojó en su casa, días antes de los hechos de violencia, a numerosos jóvenes armados de las filas del MAS.

Otro episodio registrado entre octubre y noviembre del año pasado y que no es citado en el informe es el audio en la que el expresidente Evo Morales ordena al dirigente cocalero Faustino Yucra Yarwi "cercar y dejar sin alimento a las ciudades". 

En ese audio, presentado por el Ministerio de Gobierno, Morales ordena que no se deje pasar alimentos a las ciudades como un contraataque a la paralización del país liderada por iniciativas ciudadanas (pititas) que protestaron por el fraude electoral que dio por ganador a Evo Morales.