Escucha esta nota aquí

 La canciller Karen Longaric calificó como un "absurdo jurídico e inconstitucionalla denominada ley de arraigo, que impulsa el MAS en el Legislativo. Con esta norma se pretende obligar a las actuales autoridades a permanecer en el país durante tres meses después de concluir su mandato.


"Eso es otro absurdo (porque) es prejuzgar la culpabilidad de las personas, va contra el principio fundamental del derecho donde se prejuzga más bien la inocencia y no la culpabilidad; (los legisladores del MAS) quieren (...) predecir la comisión de un delito y eso es un absurdo jurídico, es absolutamente inconstitucional", manifestó la autoridad, en una entrevista radial.

El pasado 11 de agosto, la Cámara de Senadores, controlada por el MAS, aprobó el "Proyecto de Ley de Permanencia Obligatoria en Territorio Nacional", dirigido a todas las autoridades de los diferentes niveles del Estado (nacional, departamental y municipal).

El texto planteado justifica la medida ​​a efecto de dar los informes que se requieran a las autoridades entrantes, en el marco de la transparencia y precautelando los intereses del Estado”​​​​. Sin embargo, el senador del MAS, Ciro Zabala, alega que "esta ley lo único que pretende es que los maleantes no se escapen, y, de esta manera, prevenir hechos de corrupción.

"No entiendo (qué están haciendo), hay abogados que trabajan ahí en la Asamblea Legislativa, yo misma tengo ahí a diputados que han sido mis alumnos y están precisamente en este tipo de juegos manipuladores de la justicia, del derecho, no puede ser", agregó la canciller.

Remarcó que el país está siendo víctima de una serie de arbitrariedades, que lo único que hacen es quitarle seriedad al Estado, que se supone debería tener sus instituciones sólidamente establecidas.

"Es muy lamentable lo que está ocurriendo solamente por intereses políticos mezquinos; en todas partes del mundo hay intereses políticos, pero no se manipulan las instituciones como la Asamblea Legislativa lo está haciendo y (hasta) un estudiante de Derecho sabe que lo que están haciendo está mal", aseveró Longaric.

Además, consideró que el MAS está tratando de aprobar este tipo de normas inconstitucionales "en medio de una desesperación política" que busca debilitar las instituciones.

"Las personas somos muy pasajeras, las instituciones tienen que ser sólidas, en un país serio las instituciones deben ser sólidas, deben ser inquebrantables, incorruptibles, pero aquí se las está manipulando de la manera más vergonzosa en contra del Estado boliviano", puntualizó.