Escucha esta nota aquí

La canciller boliviana, Karen Longaric, decidió finalmente retirar su postulación a la Secretaría General de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), luego de no conseguir el apoyo de al menos cinco países para lograr su objetivo.


El gobierno de Bolivia lamenta que el país sede, aprovechando de esa condición, intente por tercera vez volver a ocupar la secretaría general con su propio candidato”, señala la carta que la jefa de las relaciones internacionales de Bolivia hizo llegar al organismo multilateral.


La Aladi es un organismo intergubernamental que, para dar continuidad al proceso iniciado por la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (Alac) en 1960, promueve la expansión de la integración de la región, a fin de asegurar su desarrollo económico y social.


Actualmente la organización está presidida por el mexicano Alejandro de la Peña Navarrete y este pretendía la reelección y su gobierno promovió ese nombre entre los países miembros. Longaric anunció su postulación el 26 de agosto y recibió los apoyos de Brasil y Ecuador, pero otros gobiernos observaban al gobierno transitorio de Jeanine Áñez.


Los países que conforman Aladi son: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Paraguay, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela. El candidato debe lograr dos tercios de los votos de los países miembros.   


De acuerdo con los informes que llegan desde Uruguay, sede del organismo, el presidente Luis Lacalle Pou, se inclinó por promover al senador y excanciller, Sergio Abreu.


La designación del nuevo Secretario General debía realizarse este mes y si no existe un candidato ganador, se debe esperar hasta noviembre para una nueva deliberación de los cancilleres de las 13 naciones.