Escucha esta nota aquí

La canciller Karen Longaric dijo hoy que el Movimiento Al Socialismo (MAS) "empañó" el proceso de transición al retirar los dos tercios en algunas decisiones que se tomarán en la nueva legislatura. La ministra calificó esta acción, más la de debatir un posible juicio de responsabilidades contra Jeanine Áñez, como "actos maliciosos" que generaron "tensiones innecesarias" días antes de la posesión de Luis Arce.

"Lamentablemente, lo que los bolivianos esperaban que sea un ejercicio de transición democrática y pacífica, y un primer paso hacia la reconciliación nacional, fue sorpresivamente empañado por dos recientes decisiones aprobadas hace pocos días por la anterior Asamblea Legislativa. Días antes de la transmisión de mando, la anterior Asamblea Legislativa, que contaba con dos tercios de miembros del partido del expresidente Evo Morales, sorpresivamente tomó dos decisiones que violan el Estado de Derecho y están generando inestabilidad política y conflictos en mi país", denunció Longaric ante representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La diplomática se refirió al intento de iniciar un juicio de responsabilidades contra la presidenta Jeanine Áñez y a la determinación de retirar los dos tercios en 21 artículos de los reglamentos del Senado y de Diputados. Esto significa que esta nueva legislatura podrá aprobar por simple mayoría algunas decisiones, como los ascensos a generales en las Fuerzas Armadas (FFAA) y de la Policía y la designación de embajadores.

"Esta resolución se aplica al próximo Congreso que inicia sus funciones el 8 de noviembre y donde el partido del señor Luis Arce solo tiene mayoría absoluta y ya no los dos tercios que gozaba el MAS en la anterior legislatura", reclamó la ministra.  

Longaric dijo que estos "actos maliciosos" que ejecutó el MAS solo generaron "tensiones innecesarias" en algunas regiones del país. La ministra acusó al partido de Evo Morales de ir a elecciones limpias, pero de no respetar las reglas de juego. A pesar de las denuncias, la canciller reconoció a Luis Arce como presidente electo y le deseó éxitos en sus funciones.