Escucha esta nota aquí

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, reveló esta jornada cómo su esposa, Katya Fuertes Gutiérrez, resultó contagiada con Covid-19. La autoridad permanece en cuarentena y espera sus resultados, para ver si el también contrajo el mal.

Comentó que su pareja resultó infectada por haber mantenido contacto con dos personas que dieron positivo a coronavirus y detalló como cumple con el aislamiento, asegurando que seguirá trabajando por el país.

“Dos personas sintieron los síntomas, se sacaron el chequeo y dieron positivo. Estas dos personas tuvieron contacto con mi esposa, mis hijos y en algún momento conmigo”, dijo en entrevista con radio Panamericana.

Explicó que su esposa al momento no presenta síntomas y permanece aislada en una habitación, mientras que en esta jornada se conocerán los resultados de los análisis al que fue sometido él y sus dos hijos.

Es un tema que debemos tener conciencia de con quiénes estuvimos cercanos. Ella está sola en una habitación, no tiene síntomas de la enfermedad y se está cuidando mucho”, acotó López, que ayer lamentó que, por su trabajo, quizá, llevara el Covid-19 a su casa.

Manifestó que “todos los ministros se sacrifican en todos los departamentos y hay gente que desde su casa no se da cuenta del sacrificio familiar que hacen todos los del Gabinete”, enfatizando: “seguiré trabajando en el tema de las fronteras y cualquiera sea el resultado no voy a parar de trabajar por Bolivia, voy a guardar mi cuarentena y luego del día 14 estaré donde deba estar”.