Escucha esta nota aquí

El servicio de transporte Pumakatari de La Paz tiene un déficit de 80 millones de bolivianos, según informaron autoridades de la Alcaldía. Ahora se anuncia la reducción del costo de operaciones, nuevas rutas y otras medidas para solventar el servicio.

Se plantea bajar los gastos de funcionamiento de 55 a 32 millones de bolivianos el 2022, la explotación de la publicidad, dentro y fuera de los buses, además de las paradas, y el rediseño de las rutas para hacerlas más eficientes y rentables.

“Para el 2022 hemos bajado 22 millones en gastos administrativos. En gastos de funcionamiento hemos ajustado de 55 a 32 millones en lo que cierra el año”, informó el secretario ejecutivo del municipio, Julio Linares.

“Teníamos una dirección tremendamente grande y hemos bajado, ahora solo hay una dirección del Setram que es de La Paz Bus, que depende de la Secretaría de Movilidad”, explicó Linares, quien informó que unas 70 personas administrativas dependían de la dirección general y otras 70 del Setram.

El informe presentado este lunes da cuenta que la restructuración organizacional permite una reducción de 25 por ciento del gasto y se prevé un ajuste de personal con la reducción de 83 a 61 millones de bolivianos.

En cuanto a las medidas urgentes que se asumieron para garantizar el funcionamiento de los buses y la rehabilitación de las frecuencias, Linares dijo que el Plan Operativo Anual (POA) reformulado de este año destinó recursos para regularizar la compra de diésel y renovar el seguro de los buses.

Asimismo, se anuncia la llegada, prevista para el mes de febrero, de los 66 nuevos buses que reemplazarán a las unidades quemadas durante los hechos de violencia registrados el 10 de noviembre de 2019.

Comentarios