Escucha esta nota aquí

“El expresidente Evo Morales desayuna, almuerza y cena con la política”, aseguró el exministro Hugo Siles, quien mantiene aún contacto con el exmandatario en el marco consultivo y de “reflexiones políticas permanentes”.

Al igual que Siles, otras exautoridades han pasado a ser “consejeros” del exmandatario y han ensayado varias fórmulas para retornar y seducir otra vez a las bases del Movimiento Al Socialismo (MAS), que se prepara para elegir a nuevos dirigentes nacionales.

“Cuando uno es ministro, lamentablemente, pierde la perspectiva de estar con las bases o cree que escucha a las personas a través de algunos dirigentes y, en realidad, lo que está escuchando son cantos de sirena. Por eso, he decidido involucrarme, junto al compañero Álvaro (García Linera) y el compañero Evo, en la formación política de las próximas generaciones, no me interesa volver (al Gobierno)”, afirmó hace algunos días el exministro Juan Ramón Quintana, en una reciente reunión con el colectivo “Juventudes del Sur” de Cochabamba.

No obstante, la figura de Quintana no tiene la misma acogida entre las bases del Movimiento Al Socialismo (MAS) que, tras las elecciones de segunda vuelta en los departamentos de La Paz, Chuquisaca, Tarija y Pando, elegirá a nuevos dirigentes del partido.

“Hay que tratar de pacificar el país. Esa lógica tiene el Gobierno que asumimos después del 8 de noviembre, pero parece que hay gente que le gusta vivir siempre confrontada y en esto no puedo liberar a la organización política a la que pertenezco ni a los exministros (Juan Ramón Quintana) y (Héctor) Arce. Ellos, parece, que están buscando conflictuar y les vamos a pedir que se tranquilicen”, apuntó el senador Félix Ajpi, un dirigente campesino de La Paz.

El exvicepresidente Álvaro García Linera, que en 2020 estuvo asilado en Argentina, retornó al país el 9 de noviembre de 2020 junto a Evo Morales. Un mes después, en Colcapirhua (Cochabamba), participó de la reunión con los exministros y luego se replegó a La Paz, donde mantiene un bajo perfil, pero sin dejar de lado el mundo académico, explicaron fuentes cercanas al político.

“Cada uno de los excolaboradores tiene una relación diferente con el expresidente y el actual presidente, Luis Arce, porque hemos sido colegas. Cada uno tiene una forma de apoyar. Nosotros hemos hecho algunos documentos de reflexión para Evo Morales. Es parte de nuestro compromiso con el proceso de cambio”, precisó Siles, quien recordó que durante la reunión de Colcapirhua se ensayó la posibilidad de formar un equipo de asesoramiento permanente, pero esa iniciativa no logró madurar.

Respaldos al proceso

Siles, internacionalista y docente universitario, reveló a EL DEBER que está escribiendo un libro para mostrar los daños que sufrió la imagen externa de Bolivia en 2020, durante el gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

“Estamos trabajando en el análisis de la ruptura que sufrió el país durante los últimos 11 meses. Antes de la salida de Evo Morales había un influjo del país en temas de política internacional. Esta ruptura provocó un retroceso de 20 años”, anticipó Hugo Siles.

Por su lado, el exministro de Justicia, Héctor Arce, quien estuvo asilado en la residencia de la embajada mexicana de La Paz por casi un año, ahora es columnista del diario paceño Página Siete y ejerce la abogacía; se mantiene al margen de la vida orgánica del MAS.

La exautoridad reapareció recientemente para evaluar la transición y la crisis política de 2019 que estalló luego de las elecciones de ese año. “Había un movimiento social que venía por un desgaste que tuvo el presidente Evo Morales y por haber postulado nuevamente a pesar de los resultados del referéndum (del 21 de febrero de 2021). En su momento, eso lo hemos catalogado como un error capital”, señaló Arce el 23 de marzo en una entrevista con el programa Detrás de la Verdad.

Arce es docente de derecho en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y mantiene contactos académicos con juristas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH), donde, a pedido de Colombia, se analiza, en el marco de una opinión consultiva, “si la reelección es un derecho humano”, tal como invocó Evo Morales para postularse en 2019 para un cuarto período constitucional por encima de los resultados del referéndum de 2016 que pretendía incorporar un ajuste en la Constitución.

Desde Santa Cruz, Carlos Romero, quien fue ministro de Evo Morales en varias carteras de Estado, dirige el programa de debate “Diálogo Político” que es divulgado desde sus cuentas en las redes sociales. Desde inicios de febrero, la exautoridad propone temas vinculados con los derechos humanos, la institucionalidad y la influencia de las redes sociales.

“Las redes sociales tienen centros de administración y gestión, que son poderosos centros globales, como pasa con los medios de comunicación de alcance mundial”, afirmó Romero durante un encuentro con jóvenes universitarios que fue transmitido el 24 de marzo desde su cuenta en Facebook.

Romero, que también fue docente universitario, está en una tarea de formación política, pero alejado de las decisiones de su partido. Fue parte del proceso de preselección de candidatos del MAS para la gobernación de Santa Cruz, pero quedó en el camino.

El exministro de Gobierno estuvo detenido de manera preventiva en la cárcel de San Pedro de La Paz, tras ser acusado de delitos de corrupción en un programa gubernamental de apoyo a la logística en la lucha contra el narcotráfico.

“A nombre de la democracia, a nombre de la libertad, a nombre de la lucha contra la tiranía se vulneran los derechos humanos. No solo se interrumpe un proceso de crecimiento económico, sino que se incurre en delitos de genocidio”, apostilló el exministro durante su más reciente programa divulgado el 25 de marzo.

Otros excolaboradores de Morales fueron incorporados en la vida orgánica del MAS, como el caso de la exministra Wilma Alanoca, quien fue elegida concejal en El Alto frente a la abrumadora mayoría que obtuvo Eva Copa, de la agrupación Jallalla. También está el excanciller Diego Pary, designado embajador de Bolivia ante Naciones Unidas.

Sabino Mendoza, exdirigente de las juventudes del MAS, destacó la importancia que tiene para su partido la formación de nuevos cuadros. “La formación política ayuda mucho a poder debatir y eso nos ayuda a crecer. La experiencia de los exdirigentes y de las exautoridades son importantes para los jóvenes”, afirmó Mendoza.

Renovación

En el marco de la renovación de liderazgos al interior del MAS, Segundina Flores, la secretaria ejecutiva saliente de la Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, criticó al entorno de Morales que intenta volver a seducir a las bases del partido.

“A veces, mucha gente endiosaba a Evo Morales, eso es un error de los que lo acompañaban. Decían: ‘si no va a haber Evo Morales no va a salir el sol’, eso es un error de los que acompañan”, afirmó la dirigente en alusión a un discurso pronunciado por García Linera.

“No hay que endiosar. No puede haber eso”, remarcó Flores, quien aseguró que fue diputada y ocupó varios cargos directivos en las organizaciones afines al MAS, pero sin buscar la reelección.

La reflexión de la exlegisladora se dio el viernes luego de un encuentro con periodistas. Allí se le preguntó sobre la posibilidad de que Morales deje la cúpula del partido en el marco de un congreso orgánico que se desarrollará después de las elecciones de segunda vuelta previstas de abril

Flores, que entregará el mandato de su confederación a su sucesora Flora Aguilar, señaló que el 2020 fue un año complicado por las tensiones políticas que vivieron. “Fuimos perseguidas”, dijo.

Campaña

Morales está dedicado a la campaña de segunda vuelta para que sus candidatos sean elegidos en las gobernaciones de La Paz, Chuquisaca, Pando y Tarija. El jueves reclamó en Cobija la participación del presidente Luis Arce y del vicepresidente David Choquehuanca en la actividad proselitista.

“Estamos movilizados, yo como presidente del MAS en los cuatro departamentos. También (debe estar el) hermano Lucho (Luis Arce), hermano David (Choquehuanca). Todos por el proceso de cambio”, afirmó Evo Morales.

El grupo de exministros que fue parte de su entorno hasta 2019 no estuvo en las actividades proselitistas de la última semana.

El MAS ganó 240 de las 336 alcaldías del país en los comicios regionales del pasado 7 de marzo.


Comentarios