Escucha esta nota aquí

Cuatro focos de calor en Tarija arrasaron a su paso con 1.200 hectáreas de zonas boscosas y de vegetación en los municipios de Bermejo, Padcaya, Yacuiba y Villa Montes, según reporte preliminar de la Dirección de Gestión de Riesgos.

Pese al esfuerzo de bomberos de la Policía y forestales de grupos de voluntariado, efectivos militares y comunarios, los incendios forestales aún no han sido sofocados hasta el momento.

El director de Gestión de Riesgos de la Gobernación tarijeña, Ember Montellanos, dijo que continúan las tareas de intervención terrestre para aplacar los cuatro focos de calor detectados en el departamento de Tarija en los últimos días.

Según Montellanos, los incendios forestales en la serranía del Aguaragüe, entre los municipios de Yacuiba y Villa Montes, se registran desde el último fin de semana.

“El foco de calor en Yacuiba no fue sofocado ni se descontroló. Allí se realiza una intervención terrestre para aplacar el fuego. En el municipio de Villa Montes el incendio se extendió desde Macharetí (Chuquisaca) y se intenta controlar en una operación conjunta entre efectivos militares, bomberos y voluntarios, al igual que en el caso anterior”, indicó.

Sin embargo, Montellanos dijo que el gobernador Adrián Oliva gestiona ante el Ministerio de Defensa para que contrate un helicóptero y sofocar el siniestro forestal desde el aire hacia lugares inaccesibles por la topografía accidentada en Villa Montes.

El tercer foco de calor se encuentra entre San Telmo-La Goma, del municipio de Padcaya, que por estar próximo a la ruta asfaltada que une Tarija-Bermejo se tuvo que cerrar ayer por la tarde, pero hoy la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) volvió a reabrir para el tránsito vehicular.

Mientras el cuarto siniestro forestal está ubicado en la región de San Antonio-Madrejones, del municipio de Bermejo, donde también se realiza la intervención por tierra.