Escucha esta nota aquí

La confusión por el arribo de respiradores de emergencia ha desnudado una nueva información. El precio de los ventiladores convencionales para terapia intensiva que comenzarán a llegar esta semana costaron entre los $us 40.000 y 50.000, cada uno.

"El Ministerio (de Salud) no compra nada directamente, sino a través de los organismos financiadores que cuentan con unidades ejecutoras y con personal en Bolivia que están vigilando, controlando y haciendo seguimiento", explicó Heidi Roca, viceministra de Promoción y Salud.

La autoridad de salud indicó que se cuenta con la información sobre el envío de un primer lote de equipos, porque no se los puede transportar todos al mismo tiempo, ya que se debe esperar la disponibilidad que tienen las compañías. "También hay que ver la capacidad del medio de transporte, porque son toneladas de carga", informó Roca, vía telefónica.

No confundir

Roca indicó que no se está entendiendo bien la utilización de estos respiradores y, como Gobierno, no solo se pueden centrar en los de terapia intensiva ya que en el país son muy pocas las UTI y, sabiendo que se iban a demorar en llegar estos respiradores convencionales, se decidió adelantar porque no se estaba atendiendo la capacidad resolutiva de los hospitales de primer y segundo nivel. 

"La gente llega primero al centro de salud o al hospital de segundo nivel, que está más cerca de su casa, pero muchos están sin capacidad para responder cuando hay algún grado de insuficiencia o dificultad respiratoria. Estos ventiladores ayudan justamente en los lugares donde no hay terapia intensiva y donde no es posible trasladar rápidamente a los pacientes y se pueden morir por falta de oxígeno", dijo la viceministra.