Escucha esta nota aquí

El Gobierno tiene previsto entregar los resultados del próximo Censo de población y vivienda a fines de octubre de 2023, según explicó la ministra de Planificación, Gabriela Espinoza. Anticipó que el proceso demandará un esfuerzo adicional para acelerar todos los plazos. 

“La difusión de nuestros resultados generalmente tarda un año después de la fecha del empadronamiento, pero el Gobierno está haciendo un esfuerzo importante y esperamos contar con la información a fines de octubre de 2023”, afirmó la autoridad.

Estos resultados serán empleados para asignar recursos a las regiones en función de su crecimiento poblacional, así como escaños de representación política en la Asamblea Legislativa. Esta proyección despertó expectativa en los gobiernos subnacionales.

No obstante, la ministra subrayó que la importancia de los datos del censo están vinculados con la definición de políticas públicas y será la base de otros estudios específicos sobre la realidad social, económica y cultural del país.

El presidente Luis Arce aprobó esta semana el decreto que declara “prioridad nacional” al censo y fijó la fecha del empadronamiento precisamente para el miércoles 16 de noviembre de 2022. Ese día, miles de empadronadores serán enviados a los hogares del país.

Espinoza señaló que, para que se cumpla ese paso, es necesario cumplir con la actualización de la cartografía, es decir los datos georeferenciales que permitan al encuestador ubicar los hogares, los manzanos, las zonas, los barrios y las ciudades donde se aplicará el censo.

“Generalmente esta actualización se hace en un año, pero el año pasado no se hizo prácticamente nada; cumpliremos con este paso en siete meses”, apuntó.

Además, el Gobierno aplicará una tecnología digital para recabar la información “en tiempo real”, de manera de acelerar el procesamiento de la información-

“A diferencia de otros censos, el relevamiento no lo vamos a hacer de manera manual. Será mediante tabletas que van a estar conectadas, en tiempo real, a una central madre en La Paz. Eso nos va a permitir contar con una información en línea con un mínimo margen de discrecionalidad de cualquier tipo y se incorporan mayores elementos de seguridad”, afirmó la ministra de Planificación.  

Respecto a los empadronadores, anticipó que se recurrirá a los estudiantes que estén cursando los últimos niveles de formación secundaria.

“La población juega un papel fundamental en la realización de un censo. Hablamos de prioridad, pero no sólo es una prioridad para las autoridades nacionales y subnacionales; es una prioridad para la población que tiene la responsabilidad de entregar información fidedigna”, indicó la autoridad.

Comentarios