Escucha esta nota aquí

"Como beneficiarios de este proyecto, nos comprometemos a garantizar a la empresa adjudicada y a los subcontratistas, que de una u otra manera podrán realizar su trabajo de construcción de 65 viviendas en Villa Montes", dice una parte del pronunciamiento emitido por la Organización de Capitanías Weenhayek de Tarija (Orcaweta).

El documento surge de la molestia con dos dirigentes, Pablo Pérez Saqueo y Pablo Rivera Fernández, a los que responsabilizan de bloquear los avances de las obras.

"Ellos están pidiendo el 10% de comisión a la empresa, es lo que nos han informado, y como no les dan, no los dejan trabajar. Es gente de Pedro Bare", dijo el capitán weenhayek Moisés Sapiranda, que anunció una reunión de este pueblo indígena el miércoles 26 de agosto con los representantes de la constructora para dar garantías.

El proyecto   

Según Sapiranda, el compromiso de la Agencia Estatal de Vivienda es por más de 100 casas, 51 de ellas en Yacuiba, donde ya hay avances, y 65 en Villa Montes, donde hasta la fecha no logran despegar los trabajos.

"Tuvimos que pelear mucho por este proyecto, luego que en 2015 se derrumbaran casas por riadas, y ahora estos malos dirigentes no dejan trabajar a la empresa que se adjudicó la obra", lamentó.

"Pedimos al Estado que dé garantías para concretar este proyecto y resguardar, con la Fuerza Pública, la seguridad de los que vienen a construir nuestras casas. Estas personas están acostumbradas a generar violencia", dice el manifiesto.