Escucha esta nota aquí

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aprovechó la entrega del informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y anunció que llevará los fundamentos de ese reporte ante la Corte Penal Internacional (CPI) y ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).


“Hemos tomado nota de la publicación del informe #GIEI Bolivia. Sin perjuicio de un análisis del mismo en los próximos días, consideramos que contiene importantes elementos a ser presentados ante la Corte Penal Internacional (CPI) y la Corte Internacional de Justicia (CIJ)”, señala el tuit publicado en la cuenta, @Almagro_OEA2015.


En marzo de este año, la Secretaría General de este organismo informó que estaba alistando documentación para enviar a la Fiscalía de la CPI los antecedentes correspondientes a presuntos actos de lesa humanidad a partir del último Gobierno de Evo Morales hasta la actualidad, con la necesaria investigación del Gobierno de transición al respecto, especialmente de los casos de Sacaba y Senkata.


Sin embargo, en la conferencia de prensa ofrecida por los miembros del GIEI establecieron con claridad que no se pudo encontrar elementos que configuren delitos de lesa humanidad, aunque dejaron abierta la posibilidad de que otras investigaciones encuentren elementos que puedan configurar ese delito.


“La definición en el derecho internacional del delito de lesa humanidad requiere de un ataque sistemático contra la población civil con conocimiento, requiere de una estructura para cometer diversos actos que puedan constituir crímenes de lesa humanidad, francamente no vimos en las investigaciones elementos suficientes para determinar que estos hechos eran crímenes de lesa humanidad”, dijo, Juan Méndez, en la conferencia que ofrecieron los expertos del GIEI en La Paz.


Después del tuit de Almagro 


Los dos tribunales


Pero Almagro ya no habló solamente de llevar a Morales ante la CPI, sino también de acudir ante la CIJ para que se juzgue al exmandatario. Los opositores en Bolivia identificaron al expresidente como el factor decisivo de la crisis política que vivió el país en 2019.


La CPI es un tribunal permanente, con vocación universal, de carácter complementario respecto a las jurisdicciones nacionales, creado por medio del Estatuto de Roma adoptado el 17 de julio de 1998, con sede en La Haya, Holanda, y con competencia para juzgar a los individuos presuntamente responsables de haber cometido los crímenes más graves contra la humanidad (genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra).


En cambio, la CIJ es el principal órgano judicial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Tiene su sede en el Palacio de la Paz en La Haya (Países Bajos) y está encargada de decidir las controversias jurídicas entre Estados. Es el tribunal que dirimió la demanda marítima que interpuso Evo Morales.


Comentarios