Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce anunció hoy la abrogación de la Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo luego de una evaluación con su equipo técnico y  dirigentes sindicales aliados al Movimiento Al Socialismo (MAS). El mandatario pidió a los sectores en conflicto levantar las medidas de presión con el fin de allanar el camino para la reactivación económica en el país. 

Arce informó que en la última semana envió a sus ministros para recabar información sobre las demandas de sectores que observaron la controvertida Ley 1386 y se estableció la existencia de dos corrientes: Una con pedidos de modificación de la norma y otra que demandaba la abrogación. El mandatario dijo que se inclinó por lo segundo con el fin de evitar obstáculos para la reactivación económica y de devolver la tranquilidad a los bolivianos. 

"Escuchando las demandas del pueblo boliviano, escuchando las demandas sectoriales, nosotros hemos tomado la decisión de abrogar la Ley 1386, con el objeto allanar el camino para que no exista el menor pretexto para seguir enlutando, para seguir maltratando, para seguir paralizando nuestra economía", afirmó Arce durante el anuncio realizado en las escalinatas de la Casa del Pueblo y donde estuvo acompañado por integrantes del denominado Pacto de Unidad y del vicepresidente David Choquehuanca.

El mandatario afirmó que existen "intereses más allá de las necesidades de grupos sociales" en las medidas de presión que se instalaron los últimos seis días, principalmente en las ciudades de Santa Cruz de la Sierra y Potosí con paralización de actividades. En las demás regiones hubo marchas y bloqueos en protesta contra la norma finalmente abrogada. 

"El Gobierno nacional tiene que velar por la paz y tranquilidad, tenemos la obligación de cuidar la economía y la democracia (…). Todo lo que está pasando está generando zozobra, incertidumbre por sectores que tienen otros intereses", acotó Arce. 

El mandatario estuvo reunido toda la jornada del sábado con su equipo técnico y dirigentes del Pacto de Unidad en la Casa Grande del Pueblo. Luego de evaluar la situación decidió abrogar la norma. Además, afirmó que habían sectores afines al MAS que se inclinaron por esa determinación, como los transportistas de La Paz. 

Antes de que Arce anunciara la abrogación de la Ley 1386, los dirigentes del Pacto de Unidad amenazaron a los sectores en conflicto si es que hasta el lunes no se levantan los bloqueos y paralizaciones en diferentes ciudades. El ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, advirtió con salir a las calles en defensa de la gestión del presidente Arce. 

"Hemos entendido que a ellos (políticos opositores y cívicos) no les interesan las leyes, el país, el pueblo, no les interesa la reactivación económica; lo único que les interesa es desestabilizar al gobierno", cuestionó Huarachi. 

Comentarios