Escucha esta nota aquí

En su visita a las poblaciones yungueñas en el departamento de La Paz, el candidato presidencial por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, aseguró que el 18 de octubre ganará en primera vuelta, con lo que volverá al Gobierno para “botar a patadas” a los corruptos.

“Les vamos a ganar en primera vuelta, con más del 50% este 18 de octubre. Por eso ellos (la oposición) están con miedo. Todo se van a inventar contra nosotros, porque no tienen otra alternativa. Saben que el MAS-IPSP representa al pueblo. Nosotros somos el pueblo que hoy está organizado para decirles que ya no queremos más saqueo”, manifestó el candidato en Coroico, este viernes.

Con similar proclamación en los diferentes pueblos donde realizó su campaña política, de cara a las elecciones generales, en Palos Blanco advirtió que echará a todos los corruptos del Gobierno.

“Tenemos que volver al Gobierno, no por capricho, no por locos, sino porque el pueblo lo pide… Tenemos la oportunidad de mostrar a todo el mundo que nosotros los bolivianos no somos corruptos, que a los corruptos los vamos a botar a patadas el 18 de octubre en las elecciones”, enfatizó Arce Catacora.

El exministro de Economía en la gestión de Evo Morales, aseguró que, en todas las poblaciones visitadas ha observado que el pueblo boliviano está sufriendo, ya que “ha retornado el racismo, la discriminación, el abuso de poder, el hambre" y culpó a sus ahora contendientes políticos, de ser los responsables del “golpe de Estado” que se gestó el año pasado, luego de las elecciones anuladas por fraude.

“Mucho daño nos han hecho los de la derecha, estando en el Gobierno. Y son todos, porque en el golpe de Estado de noviembre participaron Carlos Mesa, Luis Fernando Camacho, Tuto Quiroga. Y son los mismos que tenemos ahí, al frente de estas elecciones. Son los que han participado y han elegido a este Gobierno que está haciendo sentir hambre y dolor”, afirmó el candidato masista.

Denuncia contra Arce

En medio de este contexto, existe un informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) que devela “graves irregularidades” en el manejo de recursos estatales en el ex Fondo de Desarrollo Indígena y de otras entidades, por el ex ministro de Economía Luis Arce, que no mostró justificaciones acordes con sus perfiles socioeconómicos y con una posible evasión de impuestos.

La Procuraduría General del Estado fue la que dio a conocer esa irregularidad y demandó el miércoles a la Fiscalía General, procesar a los responsables, ya que considera que existen indicios de daños a los intereses del Estado.

Según la entidad defensora del Estado, se detectaron operaciones financieras realizadas entre 2012 y 2019 que, según la UIF, representarían indicios de responsabilidad por presuntos delitos contra los intereses del Estado. Luis Arce no se ha referido hasta ahora a esas graves denuncias en su contra.