Escucha esta nota aquí

Conociendo los resultados no oficiales de las empresas encuestadoras que lo dan como virtual ganador de las elecciones, Luis Arce aseguró que lo primero que hará en su gestión será pagar el Bono Contra el Hambre, aprobado por la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Lo primero que vamos a hacer es pagar el Bono Contra el Hambre. Eso está aprobado por la Asamblea. El financiamiento está asegurado. El Órgano Ejecutivo no lo ha hecho. Es un  capricho no haberlo cancelado”, manifestó Arce en un programa televisivo de Cadena A, la madrugada de este lunes.

El bono

La Ley 1330, crea el Bono Contra el Hambre. La iniciativa fue presentada por el MAS a la Asamblea Legislativa. Dispone el pago de Bs 1.000 por una sola vez a todos los bolivianos mayores de 18 años que no reciban un salario del sector privado ni del público. El beneficio alcanza a las madres que reciben el Bono Juana Azurduy, a las personas con discapacidad y a los beneficiarios del Bono Universal.

El Gobierno había manifestado que la ley era inviable, ya que dispone el pago del bono con recursos de los créditos otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM), cuando esos fondos ya fueron destinados a otros fines relacionados con la emergencia sanitaria del coronavirus. Pero esos recursos tampoco han sido aprobados por la Asamblea.

Demanda interna y producción

El presidente electo, que esperará los resultados oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) hasta el viernes, expresó que entre las medidas fundamentales que empezará a aplicar tras que tome el mando del Gobierno, será fortalecer la demanda interna, como se comprometió durante su campaña.

“Este es un tema central. Para nuestro modelo es importante fortalecer esa demanda interna vía bonos y transferencias. Paralelamente, vamos a empezar la reconstrucción de la producción que eso también ha sido afectado por las medidas que (el Gobierno actual) han tomado. Estaremos en línea con lo que hemos venido planteando al país”, manifestó.

Aseguró que no iba a hacer nada de lo que no planteó y con lo que está inserto en su programa de gobierno. Mientras espera los resultados oficiales de la elección, Arce ha empezado a preparar un equipo para organizar la transición y el recibimiento del aparato estatal.