Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce Catacora reafirmó este sábado que su gobierno no descansará hasta encontrar los restos del exlíder del Partido Socialista 1 (PS-1), Marcelo Quiroga Santa Cruz, asesinado hace 41 años durante el golpe de Estado del 17 de julio de 1980, encabezado por el general del Ejército Luis García Meza. 

En el acto de homenaje efectuado en la sede de la Federación de Mineros de La Paz, Arce aseguró a los militantes del PS-1 que tengan la claridad que el gobierno hace todo lo posible para encontrar los restos de Quiroga Santa Cruz.

Explicó que cuando era ministro de Economía, el exlíder sindical minero Edgar Ramírez lo visitó para explicarle tres informes sobre un trabajo de investigación que ofrecía pistas sobre ese objetivo.

Afirmó que recordar el golpe de García Meza es reforzar el legado que dejó Quiroga Santa Cruz a partir de su afirmación: “soy socialista a pesar de mi condición de clase social” porque pese a a vivir en medio de comunidades, prefirió levantar las banderas y la ideología de los más pobres.

Arce dijo que el Partido Socialista tenía todas las posibilidades de ganar las elecciones generales de la década del 80 pero los militares y la clase dominante de aquella época fueron a buscarlo en el asalto a las oficinas de la Central Obrera Boliviana - hoy sede de la Federación de Mineros – para luego detenerlo y llevarlo con rumbo desconocido.

Aseguró que el gobierno va a continuar la ruta que dejó Marcelo Quiroga Santa Cruz en defensa de los recursos naturales, haciendo frente al enemigo común que tienen los socialistas: la derecha recalcitrante que no descansa en su lucha por el poder político.

Arce indicó que de hecho la industrialización de los recursos naturales está basada en los ideales de Marcelo para aprovecharlos y llevar el beneficio a grandes sectores de la población.

Comentarios