Escucha esta nota aquí

Luciendo su acostumbrada gorra (esta vez blanca, el mismo color de su barbijo), el expresidente del Comité pro Santa Cruz y excandidato a las elecciones nacionales 2020, Luis Fernando Camacho fue proclamado este martes como candidato a gobernador de Santa Cruz para las elecciones subnacionales del domingo 7 de marzo de 2021.

Desde la llegada a la casa de campaña del cuarto anillo y avenida Busch, el líder de la agrupación política Creemos fue ovacionado por la multitud presente. No faltaron las selfis y los abrazos con el candidato, a pesar de que en el acto se mencionó que se estaba cumpliendo con el protocolo de bioseguridad contra el Covid-19.

Precisamente, comenzó su discurso indicando que se iba a salir del protocolo para saludar al expresidente del Comité Cívico cruceño, Germán Antelo, que se encontraba en el lugar.

“Yo no vine de la arena política, pero tuvimos que entrar porque el momento lo ameritaba, por esta tierra hermosa que nos vio nacer. Y ahora, como parte otro momento histórico vivimos un sueño hermoso desde esta tierra, que es ese sueño de una autonomía que se nos truncó por la falta de compromiso de muchos. Pero ese sueño lo vamos a terminar”, expresó.

Camacho afirmó que Creemos vino para cambiar Santa Cruz y Bolivia y que los que creyeron “que nos iban a correr con la vaina del sable se equivocaron de generación”.

En varios momentos de su intervención, el cruceño recordó los 21 días y se dirigió a los jóvenes: “Es el momento de seguir unidos, como en las elecciones pasadas, como en los 21 días. Este pueblo quiere un futuro con jóvenes y mujeres que quieren hacer ese sueño realidad”.

“Hay muchas ganas de decir lo que siento, lamentablemente, el formalismo nos lo impide, pero quiero pedirles que nos unamos. Ahora no podemos perder, vamos a demostrarles que Santa Cruz sigue firme, que no le teme a los tiranos y a ningún partido político, porque ya les hemos demostrado que, cuando los cruceños nos unimos, le damos esperanza al pueblo boliviano”, concluyó.

OTROS TIEMPOS

Camacho, que a casi tres meses de haber sido candidato a presidente en las elecciones del 18 de octubre (en la que quedó tercero con 14% de los votos) dijo, en una entrevista a EL DEBER Radio, que tomó la decisión de ir como candidato en las pasadas elecciones generales como parte de su compromiso con la población boliviana, después de la movilización de 21 días que se llevó adelante en el país.

También afirmó que lo hizo por las decisiones que tomó el entonces gobierno transitorio de Jeanine Áñez, en el que se denunciaron hechos de corrupción y por priorizar su candidatura pese a que sólo debía ser un gobierno transitorio.

En aquella oportunidad, Camacho, que fue aliado de la expresidenta al principio de su Gobierno, vació toda su artillería en contra de Jeanine Áñez e incluso la responsabilizó de los muertos por falta de oxígeno, durante los días de bloqueo que protagonizaron los sectores afines al MAS, a través de un comunicado difundido en redes sociales.

Ya durante la nueva gestión de Luis Arce Catacora, el 4 de diciembre, el Ministerio Público admitió la denuncia presentada por la exdiputada Lydia Patty (MAS), que denunció a Camacho, a su padre, y a otros exjefes militares y excomandates de la Policía, por supuesto “terrorismo”. Los seis denunciados son señalados como responsables de un “golpe de estado” al gobierno de Evo Morales.

“No hubo un movimiento de armas, ni un movimiento subversivo, lo que hubo fue un movimiento de gente que estuvo en las calles unidaFue un mandato de los cabildos exigir la renuncia. Querer mentirle a la población cuando en realidad todo mundo sabe cómo se llevó el movimiento, es querer tapar lo que no se puede esconder”, enfatizó.


Comentarios