Escucha esta nota aquí

Los profesores de colegios particulares están en emergencia. Temen por sus empleos. Se hallan en medio del conflicto que enfrenta a los padres de familia y propietarios de las establecimientos educativos privados, que perfila la rebaja del 50% de pensiones, si es que el Gobierno central da luz verde a un proyecto de ley que está en puerta.

El malestar de los profesores, aglutinados en la Plataforma por la Educación y la Vida, se centra en que podrían perder sus trabajos ante la insostenibilidad de sus empleadores para hacerse cargo de los salarios. Ven que existe debilidad de las autoridades para aplicar políticas educativas de emergencia que frenen el impacto negativo a la educación privada y el curso estudiantil de 360.000 alumnos a escala nacional.

Pese a que no existen reglas claras respecto a las nuevas modalidades educativas, actualmente cerca del 95% de los educadores continúan con el curso estudiantil por la vía digital, ante la imposibilidad de acudir de manera presencial a sus colegios, según Alaín Rivero, profesor y coordinador de la Plataforma por la Educación y la Vida.

"Rechazamos el proyecto de Ley de rebaja del 50% de las pensiones escolares en los colegios privados, que de ser aprobado, los obligaría a cerrar ante la imposibilidad del funcionamiento por falta de recursos económicos. Esto dejará en la calle a miles de maestros", lamentó Rivero.

El profesor señaló que hasta la fecha no han tenido respuesta del Gobierno ni de la Asamblea Legislativa para buscar nuevas alternativas que no afecten a la estabilidad de 36.000 maestros de colegios particulares en Bolivia. Es más, tampoco han sido convocados por el Ministerio de Educación a las reuniones concertadas para abordar este asunto.

Asimismo, Rivero aseguró que rechazarán cualquier intento de atentar contra la educación boliviana con acciones inconstitucionales y defenderán el respeto a la docencia, aún sin reglas claras gubernamentales.

A la fecha, más del 90% de los colegios privados están ofreciendo educación virtual y los maestros están dando continuidad a su labor formadora para no interrumpir la educación de los niños y jóvenes en el año escolar en curso. 

Además, recuerdan que están amparados en la Constitución Política del Estado Plurinacional, la Ley Avelino Siñani, el Decreto Supremo Nº 426 y las resoluciones de los directores departamentales y distritales.

En reiteradas oportunidades, propietarios de colegios particulares han manifestado su intranquilidad ante el proyecto de ley que hay en puerta y la iliquidez económica que atraviesan a raíz de la emergencia sanitaria. Y no hay avance respecto a las reuniones convocadas por el Gobierno de turno para definir el rumbo del año escolar, el diálogo se rompió en más de una ocasión en las últimas semanas.

“Los padres son testigos del trabajo que realizamos y del esfuerzo de sus hijos para adaptarse a la educación virtual. En este tiempo, nos hemos capacitado y estamos aplicando metodologías educativas para nuestras clases. Por tanto, consideramos que faltan a la verdad quienes utilizan las redes sociales para empañar nuestra labor educativa”, enfatizó Rivero.