Escucha esta nota aquí

El exdirector de Régimen Penitenciario, Marcel Rivas, al salir de celdas de la Fuerza Especial en Lucha Contra el Crimen (FELCC), conminó al MAS a cesar con la persecución: “ya tiene su trofeo” y agregó que ahora es tiempo de la reconciliación, "que el Gobierno deje atrás el odio, la discriminación y el resentimiento”, para que Bolivia prospere y avance.

Las declaraciones de Rivas se dan luego de que un juez determinó detención preventiva por supuestamente permitir la salida del país de los exministros Arturo Murillo y Fernando López.

“Quiero transmitir un mensaje a todo el pueblo boliviano. A toda mi familia que estuvo orando por mí, pidiendo por mi salud y por todo lo que ha estado pasando”, declaró a los medios cuando salía de las celdas de la Felcc y era conducido a la Clínica Cordes, donde su salud será estabilizada antes de ir a la cárcel.

Repitió, mientras los policías lo introducían a un vehículo, que “ya no busquen más trofeos. Ya me tienen, perfecto, que los bolivianos sigan trabajando”.

Su abogado, Karlo Brito, anunció que apelará la decisión del juez, porque su representado presentó su carta de renuncia a fines del mes pasado, y ésta se hizo efectiva el 4 de noviembre, un día antes de la salida de Murillo y López.