Escucha esta nota aquí

“Los hermanos de Sacaba y Senkata estamos aquí ingresando por Senkata y ya llegamos a la iglesia San Francisco de Asís de la zona 25 de Julio en la ciudad de El Alto”, relató el representante de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de esa urbe, David Inca, que participó de la movilización.

Con el clamor de justicia, familiares y víctimas de las masacres de Sacaba y Senkata, llegaron a la ciudad de El Alto en la tarde de este domingo, y fueron recibidos por los dirigentes y vecinos, según reportó la agencia ABI.

Los familiares y víctimas de 2019, en la gestión de la ex presidenta Jeanine Áñez, iniciaron su movilización el lunes pasado. Partieron desde Caracollo hacia La Paz. Los marchistas pidieron para mañana una audiencia al presidente Luis Arce, quien no confirmó si los recibirá. Además, los afectados exigieron el cumplimiento de la reparación integral, disposición que también estableció el GIEI en su informe.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentó en agosto los resultados de las investigaciones sobre hechos violencia ocurridos en 2019, con la conclusión de que existió vulneración a los derechos humanos, masacres con armas letales utilizadas por las fuerzas de seguridad y ejecuciones sumarias.

El viceministro de Justicia, César Siles, informó que existe el Decreto Supremo 4176 que establece la reparación integral a las víctimas de 2019; sin embargo, también explicó que se debe llegar con este propósito a todos los afectados y no solo enfocarse en los hechos de Senkata y Sacaba. El viceministro insistió que por eso es necesaria la ejecución del censo.

Según Siles, el Gobierno está en proceso de desarrollo del censo de las víctimas de los conflictos de 2019. Además, aseguró que también se ejecuta un registro de los procesos y la reforma de la justicia para cumplir con las recomendaciones que emitió el GIEI.

La autoridad explicó que la reparación integral significa el cumplimiento de varios aspectos, “no solamente es el aspecto económico con el que ya se llegó a 18 familias (de Sacaba y Senkata). También está la salud, educación, el aspecto laboral, es decir, que se necesitan políticas públicas”, dijo Siles.




Comentarios