Escucha esta nota aquí

Cerca de 390 bolivianos fueron trasladados desde la frontera con Chile hasta Oruro, para desde ahí ser llevados hasta sus respectivos departamentos. Los compatriotas se encontraban en Pisiga procedentes de diferentes poblaciones chilenas. Todos deben cumplir un periodo de aislamiento en sus regiones.

El gobernador de Oruro, Zenón Pizarro, explicó que tuvieron que esperar todo el día en la frontera hasta recibir la orden del ministro de Obras Públicas, Iván Arias, para cumplir con la repatriación“Lamentablemente desde el Estado se han comprometido varias cosas, pero ninguna se ha cumplido. Esta gente debe cumplir el aislamiento preventivo por el bien de todos”, dijo la autoridad orureña. A raíz de la pandemia, Bolivia cerró todas las fronteras excepto para los bolivianos que retornar al país. 

El lunes por la noche, el ministro de Salud, Aníbal Cruz, pidió a los bolivianos que llegan de otros países que tomen todas las medidas de seguridad para evitar contagiar a sus familiares y personas cercanas. “Los ciudadanos repatriados deben someterse a cuarentena de 14 días y seguir las instrucciones de salud para evitar el contagio”, afirmó.

Hasta esta jornada, son 29 los casos positivos por coronavirus en el país. Uno en La Paz, tres en Cochabamba, ocho en Oruro y 17 en Santa Cruz.

Comentarios