Escucha esta nota aquí

Más de 54 vuelos internacionales a la semana se suspenderán en el país en cumplimiento de las restricciones que anunció la presidenta Jeanine Áñez con la finalidad de contener al coronavirus. 

EL DEBER contactó a las principales compañías aéreas que conectan a Bolivia con varios países del mundo para conocer si acatarán las medidas y sus representantes no ocultan su preocupación por las pérdidas económicas que eso significará. 

El gerente comercial de Boliviana de Aviación (BoA), Willy Vargas, explicó vía teléfono que en las rutas internacionales realizan siete vuelos a Miami, 10 vuelos a San Pablo (Brasil) y 11 a Buenos Aires (Argentina) a la semana, en total 28. 

En la actualidad, por disposiciones del Gobierno nacional suspenderán sus operaciones en esas rutas por el tiempo que sea necesario, pese a las pérdidas económicas que eso signifique. 

“En BoA se verán afectados los vuelos a Miami, San Pablo y Buenos Aires, eso será a partir de las cero horas del sábado, porque la presidenta dio un plazo de 72 horas”, indicó. 

La compañía estatal también realizaba cuatro vuelos a Madrid, donde se registró un fuerte brote del coronavirus, pero desde el anterior sábado se suspendió el servicio por orden del Gobierno nacional. 

Desde Avianca, que realiza siete vuelos en la ruta La Paz – Bogotá a la semana, su gerente general en el país Jorge Valle informó de que conoció en las últimas horas de las determinaciones el Gobierno de suspender los vuelos internacionales e hizo notar que se verán afectados económicamente. Incluso, comentó que en los últimos días se estaba reactivando la ruta Santa Cruz – Bogotá, pero por los últimos acontecimientos relacionados con el coronavirus eso aún no será posible. 

En el país también operan Avianca SA, que es la matriz, y Avianca Ecuador. “Veremos qué pasa, con estas restricciones todo mundo se verá afectado, pero esperemos que no sea por mucho tiempo”, manifestó. 

Air Europa, que cubre la ruta Santa Cruz – Madrid, realiza cinco vuelos semanales y transporta 2.000 pasajeros. Su gerente general en Bolivia, Olavi Linkola, dijo a EL DEBER en días pasados que cumplirán con las disposiciones del Gobierno boliviano y que el impacto económico será muy fuerte. 

En el caso de Amaszonas, que realiza en promedio entre dos y tres vuelos a la semana a Buenos Aires, Cuzco, Iquique, Asunción, Foz Iguazu, Montevideo y Río de Janeiro cumplirán con las determinaciones del Gobierno, pero mantendrán los vuelos nacionales sujetos a la demanda de pasajeros. 

En el país también operan Latam, Copa, Aerolíneas Argentinas y Gol, pero no se pudo contactar a sus representantes vía teléfono para conocer sus versiones.





Comentarios