Escucha esta nota aquí

Centenares de gremiales, vecinos y transportistas protagonizaban la “Gran marcha de la paceñidad” que se realizaba en el centro de la ciudad. Sin embargo, al llegar a la plaza San Francisco se produjo un enfrentamiento con sectores afines al MAS, que derivó en una gasificación y uno de los afectados por los efectos de los químicos fue el alcalde de La Paz, Iván Arias. Mientras, los afines al MAS le quitaron el celular a una periodista de Unitel mientras gritaban "prensa vendida".

La protesta se realizaba de forma pacífica. Al llegar a San Francisco se encontraron con un grupo afín al MAS, y en ese momento comenzó el enfrentamiento. La Policía utilizó gases lacrimógenos. De en medio del tumulto salió el alcalde Arias, quien fue puesto a buen recaudo, pero se lo vio afectado por los gases lacrimógenos.

Luego, los afines al MAS atacaron a los periodistas que realizaban su trabajo. Mientras el tumulto insultaba al medio de comunicación, una mujer le quitó el celular a la reportera de la red Unitel, Carla Mercado. Sus colegas persiguieron a la agresora y pudieron recuperar el aparato.



Pese a la lluvia que caía en la sede de Gobierno, los manifestantes salieron desde tres puntos de la ciudad al centro paceño en “regocijo” por la abrogación de la Ley 1386, pero también en contra del “paquete de leyes” inconsultas. “Nada nos detiene a pesar de la lluvia, está bajando gente desde el Cementerio General, aquí está la concentración en la avenida Montes y también de la plaza Bolivia. Es una marcha pacífica. Gracias al pueblo de La Paz”, resaltó el alcalde Iván Arias.

En el trayecto de la avenida Montes se veía al menos medio centenar de estandartes de gremiales; los vecinos también tenían la tricolor; y otros ciudadanos portaban la bandera de La Paz. La columna abarcaba varias cuadras . “¡Fuerza compañeros!”, “¡No, no, no! No me da la gana, vivir en dictadura, como la venezolana”, eran algunas de las arengas de los marchistas.


Comentarios