Escucha esta nota aquí

El material hallado en un depósito del Tribunal Departamental Electoral (TED) de Santa Cruz no fue inutilizado, como manda el reglamento que rigió en los comicios generales de octubre de 2019. Por esa razón, constituiría en prueba del fraude perpetrado, de acuerdo a la Procuraduría General del Estado.

Su directora regional, Romané Saldaña, explicó a EL DEBER que no se cumplieron con los procedimientos establecidos para la custodia legal de las papeletas y que se espera la imputación de un tercer funcionario del Servicio de Registro Cívico (Sereci), que sería “pieza clave” dentro de la investigación sobre las irregularidades en el sufragio.

“El propio reglamento establece cuál es el procedimiento para la inutilización de las papeletas de sufragio; debe existir un convenio firmado con empresas públicas estratégicas para su inutilización, esas empresas deben desechar este material, situación que no se dio porque fueron trasladadas sin cumplir la cadena de custodia, sin cumplir lo establecido en el procedimiento y no fueron resguardadas por la Policía y los militares, no fueron inutilizadas, de acuerdo al procedimiento”, sostuvo la autoridad en entrevista telefónica.

Una intervención del Ministerio Público, actuales autoridades electorales y la Procuraduría permitió evidenciar la existencia del material acopiado como si fuera basura en una dependencia del TED cruceño, cuando debería haber sido trasladado a ambientes de la feria exposición, como el resto de los insumos.

Esta semana la Procuraduría dio a conocer que el TSE enmendó su querella dentro del caso fraude, identificando a los presuntos responsables de las irregularidades en la votación. Más de 30 miembros del Órgano Electoral son procesados, entre ellos los exvocales María Eugenia Choque, Idelfonso Mamani, Antonio Costas, Lidia Iriarte, Lucy Cruz y Édgar Gonzales.

“Lo que sucedió es que trasladaron el sobre A, con las actas, con el tribunal departamental electoral, que intencionalmente fue quemado, y el sobre B, con las papeletas, a este depósito, porque no había cámaras, no había cómo constatar el fraude que estaban haciendo”, acotó Saldaña.

Según la información que maneja esta instancia estatal, en 10 días, máximo se tendrán las conclusiones de los peritajes a los que es sometido el material. Anticipan que coincidirán con el informe de especialistas de la OEA sobre las elecciones, que evidenció la existencia de manipulación informática y material en el proceso.

“Se ha formulado ampliación de imputación contra dos funcionarios del Sereci, la Procuraduría ha propuesto como testigos a estos dos funcionarios, como a un tercero, que esperamos que una vez dé su declaración, sea imputado porque es pieza fundamental de esta investigación”, concluyó la directora.