Escucha esta nota aquí

Susana Rivero había mantenido un perfil bajo en los últimos meses. Tras salir del país en medio de la crisis política y social de noviembre, la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) fue vista en Buenos Aires (Argentina) pero no hizo declaraciones a los medios ni participó públicamente en actos políticos.

A tres meses de la renuncia de Evo Morales, quien fuera una de las diputadas más mediáticas de su partido, volvió a las redes sociales para dar explicaciones sobre su salida. "Me fui por amenazas de muerte", escribió y dijo que ahora es tiempo de "la familia".

Anteriormente, la exdiputada había anunciado que acudirá a instancias internacionales de protección de derechos humanos porque fue víctima de insultos, calumnias y amenazas. 

Este martes, escribió en Twitter que como vicepresidenta de la Cámara de Diputados en la anterior gestón, acudió a una reunión el 12 de noviembre, horas antes de que Jeanine Áñez portara los símbolos patrios. "En esa reunión constaté que ella ya era presidenta aun sin las formalidades de Ley", publicó.

Para saber

Como legisladora, Susana Rivero estuvo al frente de la comisión encargada de  investigar en Bolivia el caso de pago de sobornos Odebrecht-Lava Jato. En las elecciones pasadas, anuladas por indicios de fraude, Rivero fue candidata a senadora por el Beni