Escucha esta nota aquí

El denominado, 'Pacto Nacional, Todos por Bolivia' que acordaran el sector médico, cocaleros, maestros y postulantes al magisterio pone en jaque al Gobierno de Luis Arce. La Policía decidió realizar operativos desde el domingo cuando gasificó a los postulantes que hacían vigilia en el Ministerio de Educación.


En uno de losfrentes está el sector de los cocaleros de Los Yungas, cuya sede de Adepcoca está amenazada desde el Gobierno con una orden para la Policía a que tome esa institución y la entregue al sector afín al MAS.


A estos se suman los maestros que reclaman por las condiciones para pasar clases que fueron inaugurados por el Gobierno; luego los postulantes a las normales que piden repetir las pruebas luego de denunciar irregularidades en las mismas


Finalmente, todo el sector salud que exige la abrogación de la Ley de Emergencia Sanitaria y empezó las movilizaciones este lunes en todo el país. Los cuatro sectores convergieron en una marcha que llegó hasta la plaza Murillo.


Mañana


El Pacto Nacional lanzó la convocatoria para mañana cuando volverán a reunirse en el atrio de la UMSA y empezarán a marchar hacia plaza Murillo para entregar una carta al Presidente en la que solicitarán la abrogación de la Ley de Emergencia Sanitaria.


“Vamos a marchar de forma pacífica y en forma pacífica queremos pedirle al Presidente que derogue esa ley que vulnera los derechos de todos los médicos. El país ha votado por Luis Arce, pero no para que vulnere la Constitución”, dijo Romero.


Mientras el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, afirmó que los sectores que hostigan al Gobierno tienen un claro propósito político porque son tres sectores diferentes con distintas demandas.


La marcha


Esta mañana, desde las 10:00 maestros, médicos y cocaleros se concentraron en la sede de los últimos en la zona de villa Fátima y descendieron hacia el centro de la ciudad. Cerca del mediodía convergieron con otra marcha de los estudiantes que habían sido desalojados a punta de gas del Ministerio de Educación. Así los cuatro sectores empezaron a subir por las calles Yanacocha y rodear la plaza Murillo.


Una veintena de policías custodiaba el ingreso a la plaza principal por la calle Ballivián y un grupo de 100 personas aproximadamente llegaron hasta la esquina de la calle Colón y empezaron a hostigar a los uniformados que se parapetaron detrás de sus escudos y las dos barreras que siempre se colocan cuando hay protestas cerca de kilómetro 0.


Los marchistas no pasaron de largo y lanzaron petardos, basura y piedras contra los policías que viéndose superados en número lanzaron granadas de gas. Curiosamente no aparecieron los efectivos de la UTOP que estaban a una cuadra del lugar y cuando hay protestas estacionan las motocicletas en una de las aceras de plaza Murillo.


El dirigente, Fernando Romero denunció que dos personas que marchaban con ellos en proximidades de plaza Murillo fueron detenidas por efectivos policiales.

Comentarios