Escucha esta nota aquí

Luego de nueve días de huelga de hambre y al ver que sus demandas no han sido escuchadas por las autoridades de la Asamblea Legislativa, siete trabajadores en salud de La Paz se tapiaron este viernes, extremando sus medidas y obligándose a no recibir ninguna clase de alimento, hasta que se cumplan sus pedidos. El principal, es aumentar hasta el 10%, el presupuesto para la salud.

En memoria de todos los hermanos médicos que han fallecido y de miles de bolivianos que han perdido la vida por tener un sistema de salud pobre, con carencias enormes, en crisis permanente por falta de recursos, iniciamos una huelga de hambre seca y nos preparamos para tapiar nuestras puertas. Exigimos a la presidenta de la Asamblea Legislativa, a la senadora Eva Copa, que detenga está inhumana obstaculización del tratamiento de una Ley para dar el 10% a la salud en beneficio del pueblo boliviano”, manifestó el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública (Sirmes-La Paz), Fernando Romero.

Las declaraciones las realizó justo antes de que empezara el proceso de encierro en el auditorio del hospital de Clínicas de la Sede de Gobierno. Son siete trabajadores en salud, los que se enclaustraron, entre ellos, un médico, trabajadoras sociales, miembros de la Iglesia y un docente universitario del sector.

La Asamblea Legislativa, (dominada por el Movimiento Al Socialismo, MAS) es una instancia indolente, que se pavonea en las calles indicando que se va a aprobar el presupuesto, pero después, indica que ahora no se puede. Cuando ellos quisieron aprobar leyes para protegerse, lo hicieron cuando quisieron. Les invitamos a debates públicos y les dijimos que, si ellos demuestran que estamos equivocados, nosotros nos íbamos, pero no vinieron y nos obligan a esta medida”, declaró a EL DEBER.

Otros pedidos

Además, el sector salud, pide al Gobierno cancelar la deuda de Bs 60 millones por las atenciones dentro del Sistema Único de Salud (SUS), que hasta ahora no se hacen efectivas, pese al trabajo que se desarrolló con la pandemia del coronavirus.

De igual manera, piden ser incorporados en la Ley General de Trabajo y nivelación salarial de los técnicos.

El sector está siendo apoyado por otras organizaciones como transportistas, gremiales, iglesias, estudiantes universitarios, entre otros.

Frente a la pandemia

Pese a los escasos recursos técnicos y económicos, los trabajadores en salud, han estado luchando en primera línea desde el inicio de la pandemia por el Covid-19.

De los 4.000 trabajadores que hay en La Paz, un 30% estuvo afectado levemente con la enfermedad, mientras que, el resto sufrió la gravedad de la enfermedad. “Más de 200 trabajadores en salud han fallecido en estos últimos meses y los familiares se han quedado en la nebulosa, porque no hubo ninguna retribución”, lamentó Romero.

El Ministerio de Salud tiene registrados, unos 400 decesos de trabajadores sanitarios en todo el país, de los cuales al menos 100 son médicos y los demás, han sido enfermeros, camilleros, entre otros.