Escucha esta nota aquí

Carlos Mesa afirmó este jueves que se pretende “blanquear” a los verdaderos responsables de los hechos de corrupción con el juicio de responsabilidades que el MAS pretende iniciarle por el caso Quiborax.

El expresidente apuntó a los exministros Héctor Arce y César Navarro, al exprocurador, Pablo Menacho, y hasta al actual mandatario, Luis Arce, por el pago de 42.6 millones de dólares a la empresa chilena que fue expulsada del país en 2004.

“Yo no temo en absoluto a nada, lo que hago es acusar a los verdaderos responsables, yo me voy a someter a lo que venga. Me están acusando por haber nacionalizado el salar de Uyuni y por expulsar a una empresa pirata, ¿ese es motivo para un juicio de responsabilidades?”, dijo en conferencia de prensa.

Ayer la comisión Mixta de Justicia Plural de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) aprobó el proceso en su contra, por resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.

La conferencia de prensa:


Sin embargo, Mesa ratificó que durante su administración lo único que se hizo fue defender los intereses nacionales y que los responsables del pago a la firma extranjera son las exautoridades del Gobierno de Evo Morales, que, primero, rechazaron un acuerdo de tres millones de dólares para cerrar el caso, y luego encararon una “pésima defensa”, aceptando irregularidades, que terminó con una derrota en el arbitraje y un acuerdo posterior para el millonario pago.

Bolivia aceptó pagar 42 millones de dólares a estos piratas y lo hace mediante un acuerdo donde están Héctor Arce, Pablo Menacho, César Navarro y el cajero que autoriza el desembolso de esa cantidad es nada más y nada menos que el entonces ministro Luis Arce, hoy presidente”, recalcó el expresidente.

Recordó que, en octubre de 2018, por instrucción de Morales, la Asamblea aprobó una amnistía a su favor, y que ahora esa misma instancia no puede desconocer eso, intentando sobreponer el juicio de responsabilidades.

“Esa misma Asamblea borrará con el codo lo que firmó con la mano, ojo, que quede claro, yo rechacé esa amnistía, lo que no elimina la obligatoriedad de esa amnistía, lo hizo Morales para proteger y garantizar la impunidad de Héctor Arce, César Navarro y Pablo Menacho, y, eventualmente, de Luis Arce”, recalcó el jefe de Comunidad Ciudadana (CC).

Su mensaje en Facebook:


Antecedentes del caso

El caso data de 2018, cuando la Procuraduría General del Estado denunció al expresidente y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) remite la proposición acusatoria en su contra a la Asamblea Legislativa.

Durante su Gobierno, en 2004, Mesa revocó las concesiones de la compañía chilena, que apenas había invertido 600.000 dólares en el país y no pagaba impuestos. En 2005 la firma inicia un arbitraje internacional.

En 2008 el ministro Héctor Arce rechazó la oferta de cerrar el caso con el pago de 3 millones de dólares y, siete años después, en 2015, Bolivia accede a pagar 42,6 millones de dólares, pese a que existían elementos para procesar a la empresa por falsificar documentos.

El expresidente responsabiliza al Gobierno del MAS por la derrota en el arbitraje, asegura que entregó un proceso político y jurídico impecable, que fue asumido en una pésima defensa por el entonces ministro Héctor Arce.  

Comentarios