Escucha esta nota aquí

El expresidente y jefe de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, afirmó este martes que la justicia en Bolivia es una “marioneta manejada por el MAS”, ante el “retroceso” sobre un fallo que declaró la inconstitucionalidad de los juicios en rebeldía.

“El espectáculo que están dando el @TCP_Bolivia y el @MinJusticiaBol sobre el fallo que decide la inconstitucionalidad de los juicios en rebeldía, confirma lo que todos sabemos y la comunidad internacional condena: que en Bolivia la justicia es una marioneta manejada por el MAS”, difundió en sus redes sociales.

El 11 de marzo se conoció la resolución 0012/2021, que declaró inconstitucional la Ley 04 anticorrupción que permitía los juicios en rebeldía. Sin embargo, ahora se sostiene que dicha decisión no es oficial y que el tema aún está en análisis.

En diciembre de 2019 la entonces diputada, Norma Piérola, presentó una acción de inconstitucionalidad abstracta en la que solicitó declarar la inconstitucionalidad de los artículos "91 Bis y y 344 Bis del Código de Procedimiento Penal, introducidos por el art. 36 de la Ley 004.

El 25 de marzo, el ministro de Justicia, Iván Lima, informó que el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) declaró la inconstitucionalidad del "juicio en rebeldía" o en "ausencia" del acusado, hecho que beneficiaría a exautoridades del Gobierno de transición, tal el caso de Arturo Murillo.

Contrario a eso, el 8 de mayo el presidente del TCP, Paul Franco, afirmó que no existe ninguna sentencia y dijo que “esa causa sigue en trámite, en tanto y en cuanto no se produzca una notificación todas las causas siguen en trámite".

El documento que se conoció hace dos meses está firmada por seis de los nueves magistrados del TCP: Paul Enrique Franco Zamora (presidente), Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano, René Iván Espada Navía, Georgina Amusquivar Moller, Julia Elizabeth Cornejo Gallardo, Petronilo Flores Condori.

Los magistrados Carlos Alberto Calderón Medrano y Brígida Celia Vargas Barañado expresaron su disidencia. En tanto, la magistrada Karem Lorena Gallardo Sejas se excusó.

Sobre el hecho, el también exmandatario, Jorge Quiroga calificó de “muy grave” que al interior del “guardián de la constitucionalidad en #Bolivia, se estén fraguando firmas o escondiendo sentencias, mientras el Gobierno manipula y el congreso calla”.

Comentarios